Carmen Grentree, en la actualidad

Publicidad

Surf

La terrible historia de la surfista Carmen Grentree en su viaje a la India: "Perdí la cuenta de las veces que me violaron"

La surfista australiana, de 37 años, ha contado el secuestro del que fue víctima en 2004 en un viaje a la India. "Pensé que jamás escaparía, que moriría allí de una u otra manera", relata Carmen Grentree.

Carmen Grentree, surfista australiana de 37 años, ha publicado un libro, titulado 'A Dangerous Pursuit of Happiness', en el que desvela el terrible episodio que vivió en una viaje a la India en 2004, con 22 años.

Grentree, en aquella época de su vida, estaba centrada en ser campeona del mundo de surf y se había enfocado en lograrlo a toda costa. Pero, cuando no consiguió entrar en el CT, decidió tomarse un año sabàtico.

"Pensé que jamás escaparía de ese bote, que moriría allí de una u otra manera"

La surfista australiana puso rumbo a la India, en un viaje que se convirtió en una pesadilla. Y es que un local la convenció para pasar una noche en su casa. Todo era un engaño y la llevó a una casa flotante en el lago Dal, de la que no saldría en dos meses.

"Pensé que jamás escaparía de ese bote, que moriría allí de una u otra manera", explicó Greentree a los medios australianos en la presentación de su libro.

Cada vez que Carmen trataba de escapar recibía una paliza, hasta que un día se rindió.

"Y a la que me rendí, fue la primera vez que me violó, pero es que estaba cansada, no podía pelear más y sabía que no iba a detenerse", explica Grentree en un ralto sobrecogedor.

"Perdí la cuenta de las veces que me violó. Lo he bloqueado tanto que ya no recuerdo la mayoría de los ataques", desvela la surfista.

"Era un hombre sin escrúpulos morales y claramente no le importaba. Me mostró que tenía la intención de hacerme daño y no sintió ni una pizca de culpa por lo que me estaba haciendo", contó Carmen.

La pesadilla duró dos meses, hasta que el secuestrador de Carmen la obligo a llamar a su familia para pedir un rescate. Gracias a esa llamada, la policía, que ya estaba investigando tras un aviso de una amiga de Carmen al no tener noticias de ella, logró localizarla y detener al captor y a uno de sus hermanos.

Publicidad