El catalán Marc Márquez se adjudicó su quinta victoria de la temporada y la décima consecutiva en el circuito de Sachsenring, escenario este domingo del Gran Premio de Alemania de MotoGP, con lo que amplia su ventaja en la provisional del mundial a más de dos grandes premios de distancia. Junto a él en el podio acabaron el también catalán Maverick Viñales y el británico Cal Crutchlow.

Mala salida

Aunque hizo una mala salida, Marc Márquez no tardó en recuperar el terreno cedido para ser líder ya desde el primer parcial, seguido por Maverick Viñales, Jack Miller y Alex Rins. El francés Fabio Quartararo, que había sido segundo de entrenamientos, tampoco salió demasiado bien y en su afán por remontar demasiado rápido cometió un error que le hizo rodar por los suelos en la segunda vuelta, en la que Márquez seguía líder, por delante de Viñales y Rins, quienes más "achucharon" en esos instantes al vigente campeón del mundo de MotoGP.

Tras Fabio Quartararo, también se fue por los suelos el portugués Miguel Oliveira y poco después el francés Johann Zarco. Con sendas vueltas rápidas de los tres, en el tercer giro delante se había quedado solos delante Márquez, Rins y Viñales, pero en la cuarta una nueva vuelta rápida y nuevo récord del circuito de Marc Márquez, ya dejó mucho más claras sus intenciones, que no eran otras que escaparse una vez más en solitario camino de su quinta victoria de la temporada.

Un nuevo récord de la pista en la quinta vuelta hizo que el hueco del piloto de Repsol Honda se aproximase al segundo respecto a Alex Rins, que empezó destacarse de Maverick Viñales con el británico Cal Crutchlow en la cuarta plaza y los pilotos de Ducati, Jack Miller, Danilo Petrucci y Andrea Dovizioso, sufriendo más de lo previsto por detrás de él.

El italiano Valentino Rossi undécimo en la formación de salida, consiguió recuperar un par de posiciones para rodar tras el rebufo de su compatriota Franco Morbidelli y por delante del español Joan Mir. Poco a poco Marc Márquez se fue escapando poco a poco de todos sus rivales para consolidar su liderato camino de la décima victoria consecutiva en Sachsenring y la séptima en la categoría de MotoGP, con Alex Rins cómodo en la segunda posición, mientras Maverick Viñales se las tenía que ver con Crutchlow por el tercer puesto.

Marc no bajó el pistón

La carrera había perdido cualquier interés con un Marc Márquez incontestable en el liderato, una segunda plaza consolidada por Alex Rins, que poco después protagonizó la sorpresa negativa con una nueva caída, y sólo la pelea por el tercer peldaño del podio entre Viñales y Crutchlow tuvo algo de atractivo, como también la pelea de las tres Ducati por la quinta plaza.

Rins se fue por los suelos en la curva once al irse el tren delantero de su Suzuki GSX RR cuando era segundo cómodo con casi un segundo de ventaja sobre Maverick Viñales, que se encontró con la segunda plaza, perseguido aún por Cal Crutchlow, mientras que por detrás Joan Mir iba poco a poco escalando posiciones y cuando su compañero caía él llegaba a la sexta posición, pegado a las Ducati de Dovizioso y Petrucci.

Viñales y Crutchlow protagonizaron su propia pelea y estos y aquellos fueron los puntos más atractivos del último tercio de la carrera de MotoGP, en la que al final no se registraron nuevos cambios y con Márquez en lo más alto del podio a su lado estuvieron Viñales y Crutchlow, mientras que la lucha de las Ducati se saldó en favor de Petrucci por delante de Dovizioso y Miller, con Mir en la séptima posición por delante de Valentino Rossi.

Aleix Espargaró, que peleaba por la novena posición con el italiano Franco Morbidelli, se fue por los suelos en la curva diez a menos de dos vueltas para el final, con lo que Tito Rabat acabó undécimo por delante de Pol Espargaró.