Día Internacional de la Mujer

De Irene González a Alexia Putellas, historia y presente del fútbol femenino español

El fútbol femenino en España se encuentra en una fase de pleno crecimiento, pero ha habido pioneras que desafiaron todas las trabas de la sociedad.

De Irene González a Alexia Putellas, historia y presente del fútbol femenino español

EFE De Irene González a Alexia Putellas, historia y presente del fútbol femenino español

Publicidad

El fútbol femenino español vive un gran auge en los últimos tiempos en España. Las futbolistas son conocidas y referentes de miles de niñas, acuden a competiciones internacionales que ocupan el foco mediático y luchan por sus derechos. Sin embargo, lo que ahora puede parecer normal, no siempre estaba bien visto en el pasado y antes que ellas hubo mujeres que desafiaron reglas socialmente establecidas.

El fútbol femenino no es algo nuevo. Con el nacimiento del fútbol moderno a finales del siglo XIX ya se empezaban a jugar partidos entre mujeres. El ejemplo más claro está en Inglaterra. Más tarde, en ese mismo país, se vivió una auténtica revolución durante la Primera Guerra Mundial. Mujeres obreras comenzaron a organizarse en equipos de fútbol que atraían masas. Al mismo tiempo, trabajaban en las fábricas y se hacían cargo de sus familias mientras los hombres estaban en el frente. En España, comenzaron a jugarse algunos partidos bajo el nombre Spanish Girl’s Club.

Irene González, pionera del fútbol femenino

No obstante, el 5 de diciembre de 1921 la Federación inglesa emitió un comunicado en el que prohibía el fútbol femenino aludiendo que no era "apropiado" para las mujeres y valiéndose de otros argumentos a partir de informes médicos que relacionaban la actividad física de la mujer con la esterilidad, entre otras cosas. En este contexto, de nuevo en España, una mujer acaparaba las miradas: Irene González Basanta.

Fue la primera mujer en cobrar por jugar al fútbol. Fue portera y empezó a competir en el Racing-Athletic y jugó partidos con un equipo de veteranos coruñeses. Luego, fundó su propio club, el Irene F.C en el que capitaneaba a hombres. Ella pudo jugar a pesar de que tuvo que leer comentarios en periódicos que la calificaban, por ejemplo, de 'marimacho'. A pesar de que murió muy joven, su legado como pionera del fútbol femenino en España prevalece y su ciudad, A Coruña, la reconoce con una calle.

El resurgimiento en los 70

El estallido de la Guerra Civil y la dictadura paralizó el auge del fútbol entre las mujeres. No fue hasta los años 70 cuando comenzó a resurgir con fuerza y con otro nombre propio: Victoria Hernández, la primera en firmar un contrato profesional en el año 1971 por el que pasaba a cobrar 250 pesetas por partido jugado. Ahora, a petición de Más Madrid, la instalación deportiva de Villaverde El Espinillo II llevará su nombre.

Con solo 12 años, Hernández destacó como jugadora en las filas del equipo Mercacredit, liderado por Rafael Muga. De esos tiempos, también destaca otra jugadora española que militaba en el Sizam: Conchi Sánchez 'Amancio', que traspasó fronteras jugando en Italia e Inglaterra y sumando 600 goles en su carrera. Ambas se enfrentaron en un partido que reunió a 8.000 espectadores.

La primera selección femenina

En torno a su figura se forjó la primera selección femenina de fútbol española. Una selección de carácter no oficial que comenzó a disputar eventos internacionales no reconocidos. En 1983, se constituyó de manera oficial la selección cuando en España había unas 2.000 licencias de equipos de fútbol femenino.

Tras estas pioneras, en 1997 España llegó a las semifinales de la Eurocopa disputada en Noruega y Suecia. En 2013, un gol de Vero Boquete clasificó a 'La Roja' para una nueva Eurocopa en Suecia. Ya con una apuesta decidida sobre el futuro, la selección femenina ganó el Mundial sub-17 en 2018, con Claudia Pina, como mejor jugadora. En Mundiales absolutos, la selección tuvo su primera participación en 2015 en Canadá y repitió experiencia en Francia 2019, donde cayó tras un digno partido contra Estados Unidos.

Alexia Putellas y el futuro

El fútbol femenino en España sigue creciendo y si preguntan por un referente de la actualidad, la respuesta sería casi unánime: Alexia Putellas. Futbolista del Barcelona y de la Selección, ha sido la primera mujer española en conseguir un Balón de Oro, el máximo galardón al talento individual. En su discurso, agradeció a sus compañeras y calificó su victoria como "un éxito colectivo", en una mirada hacia todo lo que ha vivido el fútbol femenino en su historia.

Con ella al frente, el fútbol español encara sus años decisivos en el camino hacia una igualdad y un reconocimiento real. Se ha aprobado el primer convenio colectivo que califica la Liga femenina como profesional, un paso significativo a pesar de que hay aspecto todavía que pulir. En los último años, las futbolistas han llenado estadios dando buena muestras de que el fútbol femenino interesa. Todo ello, sin perder la vista en que España ya es capaz de competir por campeonatos internacionales. El próximo, la Eurocopa de 2022.

Publicidad