Publicidad

Messi

El doble egipcio de Leo Messi que usa su gran parecido para hacer felices a los niños de un orfanato

Un egipcio llamado Islam Battah es el nuevo doble de Messi, su parecido es más que evidente y lo utiliza para jugar y hacer felices a los niños de un orfanato de su ciudad.

Apenas hay diferencias entre Leo Messi y su nuevo doble, un pintor egipcio de 27 años. Se llama Islam Battah y es clavado al jugador del Barça. Aprovecha su parecido por una buena causa: jugar con los niños de un orfanato de su ciudad.

A simple vista parece parece que es el mismísimo Leo Messi, pero, por más que se le parezca, no es él. Al argentino le ha salido un nuevo clon, es egipcio y se llama Islam Battah. "Cuando me dejé la barba mis amigos me comentaron que me parecía a Messi. Luego, cuando la barba me creció más, el parecido era evidente. Me dijeron que me grabara vídeos y los subiera a las redes sociales", explica.

Islam, una vez asimilado que su parecido con Messi era extraordinario, también asumió que podía compaginar su trabajo como pintor con un fin benéfico y social: hacer felices a los niños de un orfanato para los que jugar con él es como hacerlo con el delantero del Barcelona.

"Mi felicidad la llevo en el corazón y es indescriptible la que sienten los niños al parecerme tanto a Messi", cuenta sobre la reacción de los pequeños cuando le ven.

Como niños que son, disfrutan del momento. Aunque las jugadas de Islam Battah no le salgan tan bien como al futbolista del Barça. "Todo lo que pueda hacer para dibujar una sonrisa en la cara de estos niños me queda dentro. Yo estoy aquí para ayudarles", cuenta orgulloso de su labor. El Leo Messi egipcio es un niño más detrás de las barbas.

Publicidad