120.00

Publicidad

Marte

Marte alcanzó este martes su posición más cercana a la Tierra en los próximos 15 años

Este martes, el planeta Marte alcanzó su punto más cercano al planeta Tierra. Un fenómeno que no se repetía desde 2003 y que no volveremos a ver hasta dentro de 15 años. Situado a una distancia de 62,1 millones de kilómetros, el planeta rojo podrá ser visto a la perfección con o sin telescopio.

En los últimos días se ha podido apreciar un punto rojo situado al lado de la Luna. No es un espejismo, es Marte, que este martes alcanzó su punto más próximo a la Tierra. Concretamente, el planeta rojo estuvo ahora a una distancia de 62,1 millones de kilómetros del nuestro, lo que permite que pueda ser visto con o sin telescopio. Un fenómeno que no ocurría desde 2003 y que no volverá a repetirse hasta dentro de 15 años.

Este momento, bautizado como `Mars Close Approach´, ocurrirá cuando la Tierra esté más lejos del Sol -afelio- y Marte, por contra, esté más cerca -perihelio-. Será en ese punto cuando ambos planetas podrían acercarse a una distancia mínima de 54,6 millones de kilómetros.

Además, el planeta rojo está actualmente situado al norte del ecuador celestial, lo que permitirá que esta noche se vea más brillante y grande y, por tanto, pueda ser apreciada con mayor claridad desde prácticamente los dos hemisferios.

Desafortunadamente, una vez sucedido el acontecimiento, el planeta Tierra volverá a alejarse de su vecino más cercano, y no será hasta 2029 cuando vuelvan a juntarse de nuevo, culminando su punto más próximo en 2035, a una distancia de tan solo 57,6 millones de kilómetros.

La última vez que Marte y la Tierra estuvieron tan próximos

En 2003 se registró la proximidad más corta entre Marte y la Tierra, una distancia de 55,7 millones de kilómetros. Este hecho se repitió también hace dos años, en 2018, cuando ambos planetas se separaban por tan solo 57,6 millones de km.

¿Por qué varía la distancia entre la Tierra y Marte?

El motivo de este fenómeno se debe a las órbitas de ambos planetas. Marte y la Tierra no orbitan en círculos perfectos alrededor del Sol -si así fuera, siempre estarían a la misma distancia - sino que sus órbitas tienen formas ovaladas, lo que hace que el planeta azul tarde 365 días en completar una vuelta alrededor del Sol y Marte, 687. Así, cuando la Tierra se acerca a la gran estrella, el planeta rojo se aleja. Este factor, sumado a otros como las fuerzas gravitacionales que varían la forma de sus órbitas, hace que no todos los encuentros entre Tierra y Marte sean iguales.

Publicidad