La polilla guatemalteca está acabando con la cosecha de papas en Canarias especialmente en Tenerife donde la producción se ha reducido este año a un 50 % con importantes pérdidas para los agricultores. Se trata de una plaga presente en las islas desde hace más de 20 años que a día de hoy. es incontrolable y que ha llegado a fincas nunca antes contaminadas.

El año pasado recogieron en esta finca 7000 kilos de papas, este año no van a allegar ni a la mitad porque la encuentran así. Las medianías del norte de la isla son las más afectadas porque este gusano encuentra aquí su hábitat perfecto. Pero la plaga es tan grave que se ha extendido ya a todo el territorio llegando incluso a fincas más cercanas a la costa como esta.

La plaga ha llegado ya a Galicia y Asturias

Iván este año perderá la mitad su cosecha de papas, la polilla guatemalteca ha acabado con ella.

Esta plaga llegó a Tenerife procedente de Guatemala en 1999 y aquí encontró su hábitat perfecto para reproducirse, ya está presente en 3 de las 7 islas. El invierno seco ha permitido que se extienda a fincas nunca antes contaminadas.

Y de aquí, junto a su trabajo, inversión y esfuerzo van directamente a la basura.

Este año las pérdidas superan el 50 %. Como este hay puntos de recogida repartidos por toda la isla. Es la única forma de intentar parar una plaga que hace cuatro años llegó también a Galicia y Asturias, allí están en cuarentena para intentar frenarla.

Medidas que si se hubieran tomado en Canarias hace 20 años habrían acabado con una plaga que hoy está sin control.