Publicidad

NINGÚN MCLAREN-HONDA ACABÓ LA PRUEBA

Vettel gana en Malasia por delante de los dos Mercedes con Sainz octavo

Sebastian Vettel ha puesto fin al imperio Mercedes en su segunda carrera con Ferrari. El alemán se ha subido a lo más alto del podio de Malasia tras una prueba impecable en la que Hamilton y Rosberg han sucumbido al poder del tetracampeón. Sainz terminó octavo, Merhi cruzó la bandera a cuadros y Alonso, junto con Button, abandonó.

Jorge Bautista | Madrid
| 29.03.2015 11:54

Mercedes ha encontrado rival. Y no ha tardado nada en hacerlo en este 2015. El supermotor alemán, Lewis Hamilton y Nico Rosberg ya tienen a quién temer. O a quiénes temer. Ya no están solos en el asfalto. Ya hay alguien que es capaz de ganarles. Y es que en Malasia no han sido ellos los más felices. En Malasia ha sido Ferrari la más sonriente, gracias al triunfo de Sebastian Vettel en el calor extremo de Sepang.

Sí, ha sido Vettel. Sebastian Vettel. El mismo que tiene en su haber cuatro Mundiales. El mismo que el pasado año estaba triste y no ganó ni una sola carrera con el coche que le llevó a lo más alto. El mismo que cambió a Ferrari, a un Ferrari hundido que en 2014 no hizo otra cosa que el ridículo y que llevaba desde España 2013 sin saborear la dulce victoria. Sí, ha sido él. Ha sido él quien ha acabado en la segunda carrera de 2015 con el imperio Mercedes.

Y es que menudo carrerón que se ha marcado el tetracampeón en Malasia. Desde antes de empezar lo tenía claro: iba a ganar. Desde antes de que se apagase el semáforo en Ferrari sabían que esta era la ocasión perfecta para volver a lo más alto. Australia no fue un espejismo, el viernes de Sepang tampoco. Y, esta vez sí, las buenas sensaciones se han transformado en victoria.

El rojo vuelve a estar de moda
Una victoria lograda desde la seguridad, desde la confianza y desde el riesgo. Nada de ver a nadie a millas de distancia. Nada de luchar con unos Williams que acabaron a años luz de Sebastian Vettel y de un Raikkonen, cuarto, al que un pinchazo en la primera vuelta lastró su carrera. Pero Seb no pinchó. Seb 'pinchó' la burbuja Mercedes en Kuala Lumpur con una brillante estrategia de dos paradas e incluso doblando a los dos Red Bull.

Cómo ha cambiado la  vida en unos meses. Ahora el rojo vuelve a estar de moda en la F1, gracias a Vettel, a Raikkonen y a una nueva dirección que tiene todo claro como el agua para que la 'Scuderia' vuelva a galopar y no repita el camino de tortuga de pasados años. Mercedes ya no parece tanto para ellos, y eso que fueron rápidos. No lo suficiente eso sí, y además fallaron desde el muro. Ante eso, Seb y Ferrari triunfaron en Malasia.

McLaren-Honda se queda K.O.
Y mientras, quien se subió en un coche rojo de 2010 a 2014 no pudo cruzar la bandera a cuadros. No lo hizo a pesar de que el McLaren-Honda tuvo algún que otro destello en Sepang. Ni Alonso ni Button acabaron, pero Jenson llegó a decir por radio que estaba sorprendido porque "alcanzaban a algunos coches". Sí, de hecho los alcanzaron, sobre todo a los dos Force India, pero la fiabilidad les pasó factura.

El asturiano se bajó del coche en la vuelta 22, cuando rodaba octavo en zona de puntos. El británico lo hizo pasada la vuelta 44. Sumando kilómetros en la tropical pista de Sepang. Hace falta paciencia, mucha paciencia, pero duele y no precisamente poco ver a dos pilotos que suman tres títulos del mundo y que están en una escudería como McLaren que cuenta con un motor Honda dejar la segunda carrera antes de tiempo y seguir con cero puntos en 2015.

Sainz sigue creciendo
No es el caso de Carlos Sainz, pues el madrileño se está saliendo. Salía en el puesto 15, pero ni tráfico, ni una salida con un par de pinchazos ni nada de nada. El de Toro Rosso está llamado a hacer cosas grandes en la F1 en un futuro y ha terminado en octava posición, mejorando lo conseguido en Australia y con otros buenos puntos en su bolsillo. Enorme el chaval, al que sólo queda aplaudir por su pilotaje y sobre todo por su forma de afrontar cada carrera.

Gran noticia la suya, como también lo es el ver a  Roberto Merhi con el nuevo Manor cruzar la bandera a cuadros. Y es que Malasia ya es historia, el calor de Sepang ya es cosa del pasado y toca centrarse en China. Será ahí donde Mercedes deba recuperar su hegemonía, quebrantada por Sebastian Vettel en Kuala Lumpur. Será ahí donde McLaren-Honda deba dar otro paso más que ponga a Alonso y a Button en el lugar donde sus títulos merecen.

Publicidad

El recado de Honda a Fernando Alonso

El dardo envenenado de Honda a Fernando Alonso en Twitter tras la victoria de Verstappen

"¡Es un motor de GP2!" dijo Fernando Alonso por radio tras explotar debido al bajo rendimiento de su monoplaza en 2015 durante el GP de Japón, la casa de Honda. Pues bien, tanto escoció ese mensaje del asturiano que la escudería aún se acuerda, casi cuatro años después, para dejarle este recado tras la victoria de Verstappen en el GP de Alemania.

Max Verstappen, durante el GP de Alemania

Verstappen reina en el caos de Hockeheim; gran carrera de Sainz, que termina quinto

Max Verstappen consiguió cruzar la meta del GP de Alemania de Fórmula 1 en primera posición, en un Gran Premio que se volvió loco debido a la lluvia y los numerosos accidentes. Gran carrera de Carlos Sainz, que terminó quinto, y de Sebastian Vettel, que salía último y terminó segundo.