BUENA LUCHA ENTRE SEB Y WEBBER

BUENA LUCHA ENTRE SEB Y WEBBER

Mágico sexto puesto de Alonso sobre EEUU en una nueva pole de Vettel

Fernando Alonso se sacó un nuevo truco en su amplio repertorio sobre EEUU en una clasificación en la que pocos apostaban por él. El asturiano sale sexto en Austin gracias sobre todo a una Q2 espectacular y poco le faltó para superar a Lewis Hamilton y ser quinto. Sebastian Vettel se hizo con una disputada pole frente a Webber.

Nueva lección de magia de Alonso. Nuevo truco maestro de Fernando para poner a un Ferrari escaso de potencia en EEUU en la sexta plaza de la parrilla de Austin. Desde ahí será desde donde el asturiano empiece la carrera y desde dónde vea cómo se las gastan Webber y Grosjean en la pelea con un Vettel que tiene la pole y que de nuevo sale desde la primera posición de carrera.

No era fácil para Ferrari. No era en absoluto fácil. Viendo cómo se desarrollaron los Libres, cómo fueron los entrenamientos para Alonso y para Ferrari, mucho premio parecía y era incluso el poder estar en Q3 luchando con los diez más rápidos. Y mucho más premio parecía cuando en plena Q1 tanto Fernando como Massa eran los que cerraban el grupo de pilotos que accedían a la segunda ronda clasificatoria.

Felipe y él eran dos de los claros favoritos para caer en esos 15 minutos. El brasileño cayó, pero el asturiano no. Y no lo hizo porque se sacó de la manga una auténtica vuelta perfecta, se sacó un crono fabuloso en el que incluso batió a Vettel en el segundo sector para ponerse en Q3 y para dejar claro que su orgullo de campeón le impide tirar la toalla.

Porque por poco no pudo incluso con Lewis Hamilton. Por poco no pudo Fernando estar incluso en una posición superior al británico, con un Mercedes que a una vuelta es infinitamente superior al Ferrari. Lo dijo Gené antes de los Libres 3, dijo que el objetivo era estar entre los seis primeros, y así ha sido gracias a Alonso.

La pole, para Vettel
Y la pole fue para el de siempre. Para el de casi siempre. Fue para el tetracampeón del mundo, que a falta de Mundial que ganar, porque ya lo ha ganado, lo que quiere directamente es comenzar a devorar records y a poner su nombre con letras de oro en todo registro que cualquier piloto de F1 que sea posterior a él quiera batir. Otra vez él. Otra vez Vettel. Otra vez será Sebastian el que comience desde la primera plaza de la parrilla.

Tampoco tuvo muchos rivales. Sólo uno. Uno que le puso contra las cuerdas incluso en la última vuelta que ambos dieron en la Q3. Y ese uno fue Mark Webber. Lo tenía en su mano, una mano que tenía ya casi cerrada pero que se le terminó por escapar gracias a un tercer sector galáctico que aupó a Sebastian Vettel hasta la pole.

Diferente ha sido el Mercedes. Muy diferente. Sobre todo el de Nico Rosberg, que no estuvo ni mucho menos al nivel que se supone que está o que puede estar y que le dejó 'tirado' en Q2. No porque se le calase, sino porque ahí fue donde se quedó. Ahí fue donde el alemán dijo adiós a una clasificación que se le atragantó y que no pudo completar con éxito. Y Hamilton tampoco estuvo a la altura.

Grosjean y Hulkenberg, tras Red Bull
Buena noticia esa para Ferrari. Buena noticia el ver a dos de sus rivales con problemas justo en su mayor fortaleza. Peor es ver que Grosjean es tercero y que Hulkenberg, el siempre correoso Hulkenberg, es cuarto. El galo de Lotus puede poner de verdad a los de Enstone en la lucha por la segunda plaza del Mundial de constructores.

Jorge Bautista | Madrid | 16/11/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.