Ashley Graham, una firme defensora del 'Body positive' y de las curvas en la mujer, se encuentra de lo más ilusionada después de dar la bienvenida a su primer hijo junto a su marido, Justin Ervin, con el que mantiene una relación desde hace más de nueve años.

El pasado mes de octubre la modelo daba la gran noticia al mundo a través de su cuenta de Instagram presumiendo de su incipiente barriguita: "Cada vez más grande y tratando de abrazar mi nuevo cuerpo todos los días". Un embarazo que hemos podido seguir a través de las redes de la modelo...

Y ahora que Ashley ya ha dado a luz, ha querido compartir nuevamente una idílica estampa familiar donde la modelo 'curvy' aparece dándole el pecho a su bebñé: "Recuerdo abrazar a Isaac por primera vez y decirle a Justin: 'Ahora somos una familia para siempre'. Tengo muchas razones para estar agradecida; todo el amor y el apoyo de esta increíble comunidad, un esposo increíble y un hermoso bebé que me ha abierto los ojos a lo increíble que es realmente este mundo".

Un post que ha generado reacciones muy distintas, y es que mientras unos defienden la naturalidad de dar de mamar en público, otros lo ven como "una vergüenza" o "poco apropiado", ¡y no entendemos el motivo!