Ashley Graham, una firme defensora del 'Body positive' y de las curvas en la mujer, se encuentra de lo más ilusionada con su embarazo, y acepta con gusto todos los cambios que este produzca en su cuerpo, incluidas las estrías.

Y si bien ya defendió la presencia de estas marcas como algo natural y de lo que no hay que avergonzarse, ahora la modelo ha querido presumir de su incipiente barriguita."Cada vez más grande y tratando de abrazar mi nuevo cuerpo todos los días. Es un viaje y estoy muy agradecida de tener una comunidad tan solidaria", ha afirmado junto a un vídeo en el que muestra desnuda de lo más emocionada su tripita de embarazada.

Queda claro que Ashley se ha convertido en todo un ejemplo para muchas mujeres, enseñándoles a amar y respetar su cuerpo tal y como es, y sin pretender convertirse en un prototipo de belleza a veces muy difícil de alcanzar.