Los Reyes de España visitaban este sábado Poreñu, que este año ha recibido el galardón al Pueblo Ejemplar 2017 que otorga la Fundación Princesa de Asturias. Felipe VI y Doña Letizia han recibido múltiples muestras de calor y cariño a lo largo de su recorrido.

Los Reyes comenzaron su recorrido atravesando un área compuesto por distintos hórreos y paneras, manifestación del arte popular asturiano. A continuación, se detuvieron ante un taller de madera y taracea, para presenciar las labores de ese tradicional oficio. Saludaron posteriormente a los integrantes del Mercado de Artesanía de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Villaviciosa y a los del mercado solidario.

Los reyes muestran su lado más paternal | Getty

Posteriormente continuaron por el cruce de la Regona y, tras el cruce hacia Celada, se encontraron a un grupo de vecinos recreando la tradicional 'sextaferia', institución comunal asturiana en la que los integrantes dedican su tiempo a mantener los accesos, riegas, caminos, fuentes y otras instalaciones en perfectas condiciones para el uso cotidiano de personas y animales.

Tras pasar ante el grupo de baile 'Aire de Asturias', que amenizó la visita, los Reyes accedieron al recinto en el que se encontraba la sede de la asociación vecinal 'La Capilla', promotora de la candidatura de Poreñu a Pueblo Ejemplar.

Posteriormente, plantaron un manzano. Fue justo antes de dirigirse al monolito ubicado en el mismo recinto para descubrir la placa conmemorativa. Luengo se detuvieron ante un taller de piedra y contemplaron los ejemplares de una feria ganadera.

Los reyes reciben el calor de Poreñu | Los reyes reciben el calor de Poreñu

En la explanada de La Fontalina accedieron al escenario para el acto institucional y las intervenciones, después de lo que accedieron a una pomarada y participaron en la recolección, además de visitar la Capilla de Nuestra Señora del Pilar.

Tal y como suele suceder en otras ediciones en las que visitan los 'pueblos ejemplares', los Reyes recibieron obsequios elaborados por profesionales de la zona, cargados de simbolismo. Fue el caso de un bolso para Doña Letizia, obra de la firma Tilomar. La pieza está inspirada en la obra renacentista 'El matrimonio Arnolfini' de Jan Van Eyck ( 1434 ), que perteneció a la Casa Real Española. El bolso también fue diseñado y manufacturado a mano en Camoca (Villaviciosa).

También para Doña Letizia fue elaborado un ramo de flores por la firma asturiana 'Flor de Pasión'. Es una creación inspirada en elementos característicos de Asturias y Villaviciosa, como manzanas, hortensias y helechos, todo combinado con otro tipo de flores exóticas cultivadas de forma orgánica. El ramo tiene colores de otoño y su composición busca reflejar lo tradicional, pero también la innovación, como un deseo de búsqueda de oportunidades y alternativas para las zona rurales.