Celebrities » Sangre Azul

EN EL LIBRO QUE SALDRÁ A LA LUZ EN NUEVE DÍAS

El oscuro y desconocido lado del príncipe Guillermo por el que le acusan de haber adentrado a su hermano Harry en las drogas y el alcohol

A poco más de una semana para que salga al mercado el esperado libro 'Battle of Brothers' (Batalla de Hermanos), no se habla de otra cosa que de la relación entre los príncipes Guillermo y Harry. Y es que ya han salido a la luz algunas de sus revelaciones más íntimas en las que se habla de la relación entre los hermanos y donde no se deja precisamente en buen lugar al marido de Kate Middleton.

Publicidad

Los príncipes Guillermo y Harry están siendo los auténticos protagonistas de la prensa británica debido a los relatos que esconden las páginas del libro 'Battle of Brothers' (Batalla de Hermanos), que saldrá a la luz en nueve días. Un retrato pormenorizado donde se tratarán algunos de los episodios más oscuros de los príncipes, como el por qué surgió la gran brecha existente entre ambos, que viene desde su infancia aflorada por las batallas y escándalos matrimoniales de sus padres. Una obra que no deja especialmente una buena imagen del duque de Cambridge.

Uno de los momentos que Lacey, autor de la obra, describe detalladamente es el sucedido en 1995, cuando tres años después de la separación entre Diana de Gales y el príncipe Carlos, la princesa concedió su entrevista más polémica a BBC. En ella, desveló que su matrimonio estaba formado por tres personas y reveló cómo se había enamorado de su amante, James Hewitt.

Sus palabras desencadenaron la ira de su hijo mayor que se sintió enormemente traicionado: ''Se desató el infierno. Estaba furioso... Que había hablado mal de su padre, que había mencionado a Hewitt... Él comenzó a gritar y llorar, y cuando ella trató de abrazarlo, él la apartó de un empujón. Al día siguiente, William se disculpó con su madre por su mal genio y le regaló un ramo de flores. Pero Diana sintió que se había hecho un daño irreparable'', se puede leer en la obra que saldrá a la venta en poco más de una semana.

El propio autor concluyó el episodio con unas palabras que sacan a relucir un sorprendente aspecto, hasta ahora desconocido, del príncipe Guillermo: ''Había estallado en uno de los notorios ataques de ira que, de vez en cuando, marcarían su adolescencia y su vida adulta''. Una percepción totalmente contraria que no concuerda en absoluto con su imagen pública.

Sin embargo, Lady Di no fue la única testigo de estos ataques de ira ya que, en 2005, año en el que el hijo de Isabel II y Camila de Cornualles contrajeron matrimonio, la duquesa también fue víctima de algunos de sus alborotos, tal y como le confesó a su círculo más íntimo. ''Según ella, las disputas habían sido estremecedoras, con William gritando y Carlos sometiéndose dócilmente. En el reino de Guillermo, todo tenía que ser perfecto. Si su padre no lograba estar a la altura de la visión de su hijo, soltaba su furia'', asegura el autor.

Pero por si eso fuese todo lo que retrata al príncipe Guillermo como una persona totalmente distinta a la imagen que se da de él, en uno de sus pasajes, Lacey asegura que fue William quien condujo a Harry al mundo de las drogas y el alcohol y le responsabiliza como autor de quien le adentró en la mala vida.

Seguro que te interesa...

El radical cambio de Meghan Markle tras alejarse de la monarquía británica

Publicidad