Meghan Markle y el príncipe Harry tienen el propósito de crear una nueva fundación benéfica en honor a su hijo llamada Archewell. Pero su solicitud ha sido rechazada, según informa el The Sun porque no aparecía su firma en el documento ni pagaron todos los honorarios requeridos.

Un nuevo y duro golpe, ya que su solicitud ha sido calificada de "demasiado imprecisa" en la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos. Y no sólo eso, sino que la persona encargada de revisar los documentos decía además: "La redacción que proporciona un sitio web con contenido relacionado con filantropía, donaciones monetarias, voluntariado y oportunidades profesionales en International Class 35 también es indefinida y demasiado amplia, y debe aclararse para especificar la naturaleza del contenido proporcionado".

Esta mala noticia llega además después de que se conociera que Meghan y Harry ya en su día habían pospuesto el lanzamiento de su fundación debido a la crisis sanitaria mundial por el coronavirus.

Seguro que te interesa...

Meghan Markle rompe su silencio con un poderoso mensaje que ha enviado a los alumnos de su antiguo colegio