Meghan Markle y Kate Middleton se han convertido estas últimas semanas en el centro de atención ya que todo apuntaba a que entre ellas la relación no era muy buena. Una situación que trataron de calmar mostrándose de lo más amigables durante la misa de Navidad a la que la Familia Real Británica asiste tradicionalmente cada año.

Pero aunque con Kate la cosa se mostrara más fluída, no fue así con el príncipe Guillermo. Han sido muchos los espectadores que se han fijado en cómo este ignoró deliberadamente a la Duquesa de Sussex a la salida de la iglesia, cuando Meghan se dirigió a él y este hizo como si no la hubiera oído y siguió como si nada, incluso mirando hacia otro lado y colocándose la bufanda.

Esto dejó a la ex actriz un tanto desconcertada pero, en cuanto se dio cuenta de la gran presencia mediática que había, no dudó en sacar su mejor sonrisa y hacer como si nada hubiera sucedido. ¿Será que realmente los que se llevan mal son Meghan y Guillermo y no Meghan y Kate? ¡Puedes ver las imágenes dándole al play!