Máxima de Holanda está viviendo uno de los momentos más duros de su vida después de que su hermana pequeña, Inés Zorreguieta, fuera hallada sin vida en su apartamento. La joven de 33 años sufría una larga depresión y todo apunta a que podría tratarse de un suicidio.

Por el momento, la reina holandesa ha cancelado toda su agenda tanto para esta semana como para la siguiente, y desde el Servicio de Información del Gobierno holandés han emitido un mensaje real en el que la Casa Real asegura que Máxima está “conmocionada y muy triste” por la pérdida.

Inés ha vivido épocas muy complicadas. Sufría una depresión alimenticia grave que la mantuvo encerrada en casa por un tiempo y después en una clínica psiquiátrica de Argentina. El pasado agosto además fallecía su padre, Jorge Zorreguieta, a los 89 años. Máxima intentó que se fuera a vivir cerca de ella para ayudarla, pero Inés prefirió seguir en Argentina.

Por el momento, no se sabe cuándo está previsto el entierro, ni tampoco si Máxima volará a Argentina ni cuándo lo hará.