La infanta Cristina ha pasado uno de sus momentos más duros, y es que tras el encarcelamiento de su marido Iñaki Urdangarin por delito de corrupción, la hermana del rey Felipe ha preferido mantenerse alejada del foco mediático y centrarse en sus hijos. Así, la hemos visto bastante apagada en una de sus últimas apariciones, cuando pasó a visitar al rey Juan Carlos al hospital después de su operación al corazón.

Por su parte, Iñaki parece estar de lo más deteriorado físicamente, algo que tras una reciente visita de la infanta a la cárcel le produjo un serio ataque de ansiedad, tal y como ha relatado una amiga de Cristina al diario El Español.

Además, unido al rechazo directo de su familia, la hija de la reina Sofía y el rey Juan Carlos ha necesitado incluso de ayuda psicológica puesto que se siente muy sola y sufre muchos bajones de ánimo. A todo ello se suma que Urdangarin está a punto de salir de la cárcel dos días por semana para hacer voluntariado, algo que, sin duda alguna, tendrá una gran repercusión mediática.

Seguro que te interesa...

Irene Urdangarin, la mezcla perfecta de la infanta Cristina y su padre Iñaki Urdangarin