La boda de Meghan Markle y el príncipe Harry sigue siendo una de las bodas más comentadas. Los duques de Sussex se casaron en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor el pasado 19 de mayo.

Meses después, y gracias a una entrevista que ha concedido Daniel Martin a InStyle (encargado de maquillar a Meghan ese día), se ha descubierto qué fue lo que más le gustó a Harry del estilismo de novia de Meghan: su maquillaje tan natural.

El maquillador ha confesado a la revista que el Príncipe le dio las gracias en varias ocasiones por resaltar la belleza de su esposa de esa forma tan sencilla: "Después de la ceremonia, Harry no paraba de darme las gracias. Él me estaba agradeciendo porque hice que se viera como es ella misma".