La reina Letizia ha reaparecido ante los medios de comunicación cumpliendo con su agenda oficial. Su imagen era la más esperada de los últimos días, después de la polémica que se ha generado en torno al rifirrafe que protagonizó con doña Sofía a la salida de la tradicional misa de Pascua en Mallorca.

Tranquila y sonriente, la Reina no dudaba en saludar a todos los presentes, antes de entrar en la Sede de la Organización Médica Colegial de Madrid, con un gesto natural y un estilismo discreto.

Como era de esperar, la congregación de fotógrafos, cámaras de televisión y periodistas era máxima. Pero la soberana se ha mostrado relajada antes de iniciar la II Jornada sobre Tratamiento Informativo de la Discapacidad en Redes Sociales.

Eso sí, Letizia no ha podido evitar que tras el desencuentro con doña Sofía, algunas personas estaban esperando su aparición le hayan lanzado algún que otro reproche bajo palabras como "fuera, antipática y floja", así como algún que otro silbido, que indicaba que no estaban de acuerdo con la actuación de la Reina con su suegra.