Justin Bieber desata la locura entre sus fans. Aunque el principito del pop hay veces que con sus actos de rebeldía nos deja a todos con la boca por el suelo, hay otros que nos conquista el corazón con su lado de niño bueno.

Y es que si hace días Justin viaja hasta Filipinas para regalar un concierto en directo a las víctimas del tifón Yolanda, ahora ha reunido a unos cuantos ‘believers’ y les ha hecho un regalito por Navidad, lo que provocó la alegría histérica por parte de muchos fans.

No sabemos si a Justin le ha invadido el espíritu de Papá Noel, pero parece que la Navidad le ha ablandado bastante el corazón y ahora está intentado dejarse de peleas, strippers, arrestos…  ¿Serán sus propósitos para el año que viene?