Aunque las excentricidades de Beyoncé ya no nos pillan por sorpresa, en esta ocasión la cantante nos ha colado una bien grande durante la actuación que protagonizó embarazada en la última gala de los Premios Grammy.

Una actuación que rápidamente se hizo viral a través de las redes sociales donde los memes corrían como la pólvora a través del mundo 2.0 llegando incluso a comparar a la cantante con la Virgen María. Pero aunque los memes no faltaron y fueron de lo más divertidos, parece que hubo un detalle que se nos escapó a todos menos al portal BuzzFeed.com.

Era tan impresionante el vestuario que llevaba que su cara dibujada en su vestido justo encima de su vientre pasó totalmente desapercibida.