Este pasado domingo, Ariana Grande dejaba a sus fans boquiabiertos durante su concierto benéfico en Manchester (organizado en honor a las víctimas del atentado de su concierto del 22 de mayo), interpretando el tema 'Somewhere Over The Rainbow'.

Una emotiva cover con la que dejó a sus fans sin palabras y con la que Ariana se derrumbó sobre el escenario.

Pero la cantante no ha sido la única que se ha emocionado con esta canción, la cantante ha compartido un tierno vídeo de un bebé que estalla en lágrimas con su actuación.