Hace un par de semanas estuve en su primer espacio, en el Salón Oliveras, probando la manicura Waterless Spa y fue una gozada. El trato fue exquisito, el ambiente relajado y Mila, la manicurista, un amor. Pero te detallo el paso a paso para que sepas en qué consiste.

1. Antes de comenzar con la manicura, el primer paso es elegir el tono de las uñas. Hay más de 75 colores, así que seguro que encuentras el tono perfecto.

2. Después se procede a retirar el esmalte, en caso de que las lleves pintadas.

3. A continuación, se ablanda la cutícula con The Cuticle Remover. Este producto ayudar a eliminar la piel seca de la uña y las cutículas sin necesidad de agua ya que actúa al momento.

4. Acto seguido, y con ayuda de un palito de naranjo, se retiran las cutículas sobrantes, se les da la forma deseada a las uñas con una lima hecha con papel reciclado que puedes llevarte a casa y se limpia la grasa de la superficie de las uñas.

5. Una vez listas las uñas llega el momento del peeling de manos acompañado de un masaje super relajante que deja las manos como nuevas. Se retira el scrub con agua y, para abrir los poros se envuelven las manos en una toalla caliente durante 5 minutos para aplicar después una crema hidratante que huele genial.

6. Ahora llega el turno de la base. En mi caso optaron por un tratamiento para uñas amarillas, pero se adapta a las necesidades de cada tipo de uña.

7. A continuación, se aplican 2 capas con el esmalte de color y 1 capa de Top Coat para que así dure más tiempo.

8. Por último, y para que se sequen mucho más rápido las uñas, se aplican unas gotas de acelerador de secado.

Podrás probarla en Salón Oliveras, Mila te hará una manicura de 10. Su precio es de 37€ y puede llegar a durar hasta 17 días.

¿Os animáis a probarla?