Jaden Smith, el hijo de Will Smith y Jada Pinkett, está atravesando por un momento muy complicado.

A través del programa que Jada Pinkett tiene en Facebook, 'Red Table Talk', la mujer del actor ha hablado abiertamente de los recientes problemas que han tenido con su hijo Jaden después de que este decidiese hacerse vegano.

Y es que aunque ellos respetan completamente la decisión de su hijo de no comer nada procedente de animales, el matrimonio se asustó mucho cuando se dieron cuenta de la gran cantidad de peso que estaba perdiendo por lo que decidieron hacerle una 'intervención'.

"Tuvimos que organizar una pequeña 'intervención' en el caso de Jaden porque se había vuelto vegano, pero nosotros nos dimos cuenta de que no estaba consumiendo cantidades suficientes de proteína y se estaba consumiendo. Tenía un aspecto horrible, como si estuviera agotado o enfermo; era evidente que no estaba recibiendo los nutrientes que necesitaba. Su piel también adquirió una especie de tono grisáceo y nos pusimos muy nerviosos", cuenta Jaden.

Pero parece que por suerte su hijo ahora está mucho más recuperado: "Ahora tiene mucho mejor aspecto, salta a la vista".

Seguro que te interesa...

La decisión que ha tomado la mujer de Will Smith contra las Kardashian para defender a Jordyn Woods