Tras una ruptura es normal que cada una de las partes intente superarlo a su manera, y mientras Miley Cyrus ha decicido irse de viaje y consolarse en brazos de su amiga Kaitlynn Carter, Liam ha optado por refugiarse junto a su hermano Chris y la mujer de este, Elsa Pataky, en su casa de Byron Bay.

Pasar tiempo con sus sobrinos parece ser una buena terapia para el guapo actor, aunque eso no quita que se sienta muy triste en estos momentos, motivo por el cual ha querido pedir respeto a la prensa y los medios de comunicación."Miley y yo nos hemos separado recientemente y no le deseo nada más que salud y felicidad en el futuro. Este es un asunto privado y no he hecho, ni haré, ningún comentario a ningún periodista o medio de comunicación. Cualquier declaración que se me atribuya es falsa. Paz y amor", ha afirmado en el mensaje compartido en Instagram junto a la imagen de un precioso paisaje.

Su ex, por otro lado, prefería hacer una reflexión vital. "La vida es una subida, pero la vista es genial", escribía la ex estrella Disney.

Parece que a pesar de todo la pareja ha puesto punto y final a lo suyo sin necesidad excesiva de drama, aunque las imágenes captadas de Miley besándose con la ex de Brody Jenner, hablan por sí mismas.

Seguro que te interesa...

Primeras imágenes de un triste Liam Hemsworth tras su divorcio de Miley Cyrus