Kylie Jenner ha tirado la casa por la ventana con motivo del cumpleaños de una de sus mejores amigas, Anastasia Karanikolau (¿la sustituta de Jordyn Woods?), y si ya sabíamos que la pequeña del clan de las Kardashian es dada a las grandes celebraciones, como bien demostró con el primer cumpleaños de su hija Stormi, donde hubo una tarta de cuatro pisos, osos de peluche gigantes y un increíble parque temático inspirado en la niña, la joven de veintiún años ha vuelto a sorprendernos.

En esta ocasión, Kylie decidió sorprender a su amiga transformando su casa en Gileald, lugar donde se desarrolla la trama de la exitosa serie 'El cuento de la criada'. Y cabe decir que pensó hasta en el mínimo detalle, ya que los invitados iban disfrazados de criadas e incluso ofreció cócteles con nombres inspirados en frases míticas de la ficción televisiva. Una fiesta que ha sido de lo más criticada por parte de algunos con motivo de su inspiración...

Y entre las invitadas, destacó la presencia de Sofia Richie, actual novia de Scott Disick, el ex de su hermana Kourtney y padre de sus tres hijos, lo que demuestra que la modelo ya forma parte de la familia, y que pese a lo que vimos hace poco en el reality familiar 'Keeping up with Kardashians' donde Kris Jenner animaba su hija mayor a que le confesara sus verdaderos sentimientos a Disick, parece ser que de momento la relación de Scott y Sofia está mejor que nunca e incluso planean casarse.