Gwyneth Paltrow y Brad Falchuk han decidido dar un paso más en su matrimonio. Una decisión muy importante para la pareja, que han decidido mudarse juntos tras casi un año de matrimonio, ya que hasta ahora vivían por separado.

La pareja ha querido tomarse las cosas con calma e ir despacito con su relación. El pasado septiembre pasaron por el altar en una maravillosa boda celebrada en los Hamptons, y durante un año la pareja nunca había compartido casa ni habían vivido juntos.

Pero ahora todo eso va a cambiar, tal y como comentaba la actriz al portal InStyle donde ha explicado lo bien que se encuentra junto a su marido: "La vida de casada ha sido realmente buena. Nos costó un año dejar que todos los de la familia lo asimilaron. Y ahora nos mudamos juntos este mes", ha confesado la estadounidense.

Una decisión que hace muy feliz a Gwyneth, y es que la actriz no puede disimular lo mucho que quiere a su marido: "Es brillante y muy amable. Me empuja de la mejor manera. Realmente me gusta estar casada. Es divertido", han sido las palabras con las que ha descrito su relación.

La pareja ha sido muy independiente durante su relación, pues convivían juntos cuatro noches por semana, algo que muchos de sus amigos envidiaban: "Todos mis amigos casados dicen que la forma en que vivimos suena ideal y no debemos cambiar nada", ha explicado la actriz.

Tanto para Gwyneth como para Brad este es su segundo matrimonio. La actriz estuvo casada durante 11 años con el cantante de Coldplay Chris Martin, con quien tiene dos hijos, Apple de 15 años y Moses de 13. Por otra parte el productor tuvo un matrimonio de diez años junto a Suzanne Falchuk y fruto de su relación nacieron Brody e Isabella. Por tanto, algo en lo que también coinciden es que no quieren tener más hijos.

Seguro que te interesa...

El comentario de Gwyneth Paltrow a Penélope Cruz en español con palabrota incluida