Eva Longoria ha conseguido deslumbrar con su belleza durante el Festival de Cannes. La actriz ha acertado con cada uno de los looks que ha lucido desde que aterrizara en la Costa Azul.

Muy bien acompañada de su pequeño Santiago, Longoria ha sorprendido con su increíble forma física un año después de haber dado a luz.

Sin embargo, un ligero problema de salud casi consigue torcerle los planes, y es que la actriz tuvo que ser intervenida de urgencia debido a una apendicitis.

Dos días antes del Festival, acudió al hospital debido a un fuerte dolor en el estómago, por lo que tuvo que ser ingresada en el centro hospitalario Simone-Veil.

Por suerte, esto no impidió que Longoria brillara con luz propia sobre la alfombra roja cuatro días después.