Celebrities » De aquí

VOCACIÓN DE SERVICIO

El duro testimonio de Madame de Rosa al trabajar como enfermera por el covid: "Era como una película de terror"

Ángela Rosas Saiz, conocida por su pseudónimo Madame de Rosa, ha estado trabajando como enfermera voluntaria durante los periodos más críticos de la pandemia que aún hoy seguimos sin poder controlar. Ahora se ha sincerado, contando como se ve la enfermedad desde la primera línea de batalla.

Publicidad

Madame de Roa no dudó ni un segundo en retomar su profesión de sanitaria, cuando a primeros de este año se nos transmitió a la población que no había ni recursos materiales, ni tampoco recursos humanos suficientes para luchar contra el Covid-19. La influencer se presentó como voluntaria y empezó a trabajar como enfermera en el hospital madrileño de La Paz. Su entrega hacia los demás acabó costándole la propia salud porque como revelaba entre lágrimas, al final se acabó contagiando ella misma.

A pesar de su juventud, ya que Ángela aún ronda la treintena, la enfermedad la afectó con bastante virulencia. Además, tanto la fiebre como el resto de síntomas estuvieron asediándola bastante tiempo después de haber contraído el Covid e inclusive, tras dar negativo en la prueba del coronavirus.

Afortunadamente, unos cuantos meses más tarde la enfermedad parece que va remitiendo lentamente y es ahora cuando Madame de Rosa ha decidido sincerarse y contar lo duro que ha sido trabajar como sanitaria durante esta crisis sanitaria. Según palabras textuales: "era como una película de terror". La influencer ha asegurado que su primera impresión cuando llegó al hospital fue que reinaba un caos absoluto y que "todo el mundo estaba muy nervioso" y "saturado de trabajo", revelaba en el programa 'Volverte a ver'.

Desde un perspectiva más personal, la influencer cuenta que aparte de tener que sobrellevar una enorme presión social al ser consciente de que estaban muriendo miles de personas, para ella el peor trago venía cuando le entregaban un parte y "al lado de la cama y del nombre del paciente tenía que poner: no reanimable". Para Angela, "saber que había gente por la que no podía hacer nada" era lo más difícil.

Sin duda, este desgarrador testimonio debe servirnos para seguir luchando y protegernos ahora más que nunca. Aunque las situación se haya estabilizado, no podemos relajarnos o volveremos a encontrarnos en un escenario tan terrible y sombrío como el que describe Madame de Rosa.

...

Seguro que te interesa:

Madame de Rosa muestra las consecuencias del coronavirus: "Tengo la piel brotada y sigo con fiebre 30 días después"

Publicidad