Joaquín Sabina dejó en shock a sus fans cuando se precipitó del escenario el pasado 12 de febrero en el WiZink Center en Madrid. El cantante ofrecía un concierto junto a Joan Manuel Serrat. Tras el accidente, el cantante salió, con en silla de ruedas y ya visiblemente dolorido a pedir disculpas ya que no podía continuar con el show.

Posteriormente fue trasladado al hospital donde tuvo que permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En el parte médico se señalaba que el cantante presentaba traumatismos en el hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico teniendo que ser intervenido quirúrgicamente para para tratarle un hematoma intracraneal en el hemisferio derecho.

Finalmente, tras 11 días en el hospital, seis de ellos en la UCI el cantante vuelve a casa para iniciar su recuperación.

Seguro que te interesa:

Joaquín Sabina operado de urgencia por un derrame cerebral