Este miércoles Joaquín Sabina daba un concierto en Madrid, en el WiZink Center junto a Joan Manuel Serrat.

Un concierto que, además de coincidir con el 71 cumpleaños del cantante, estaba transcurriendo con total normalidad hasta que de repente Sabina ha caído del escenario y han tenido que llevárselo en camilla.

 

Aunque finalmente, y tras pasado el susto, el cantante ha regresado al escenario en silla de ruedas y ha recibido una gran ovación por parte del público.