La revista Cuore ha sacado en exclusiva todos los detalles de la enorme bronca que han tenido Shakira y Gerard Piqué. El pasado 6 de noviembre la cantante y el futbolista habían quedado en un restaurante de Barcelona para comer con sus hijos y pasar un rato en familia.

Ella llegó en un taxi, en el que esperó unos minutos para salir. Intentando pasar desapercibida acudió a la cita con ropa deportiva y sin maquillaje. Un poco después llegaba el jugador con sus dos hijos. Parece ser que la colombiana no recibió muy bien a Piqué quien "la agarrara por la muñeca y con cara seria y la hiciera entrar en el interior de la crepería", tal y como recoge la revista. Fingiendo que no pasaba nada el futbolista se puso a comer, mientras la cantante no pidió nada. Se ve que el disgusto le cerró el apetito.

Al poco de sentarse a comer Shakira rompió a llorar recriminándole que estaba harta de que siempre llegase tarde, de sus malas caras y de su mal humor. Piqué, en vez de enternecerse le dijo que se callase ya que estaban en un lugar público y todo el mundo les estaba mirando. La colombiana aseguraba que lo único que pretendía era ver a los niños durante media hora, así que cuando ella se calmó apenas hablaron entre ellos, sólo con los niños. Poco después la cantante salió del local con su hijo pequeño Sasha, mientras que el futbolista esperaba un rato para salir con Milan. Una desagradable pelea que los niños tuvieron que presenciar completamente anonadados.

Hace tiempo que los rumores de crisis persiguen a la pareja, especialmente desde que no se les ve juntos en tantas ocasiones como antes. Fuentes cercanas a la familia alegan que se debe a los numerosos compromisos profesionales a los que ambos se enfrentan. Además, cada uno de ellos tiene sus propios problemas. Por un lado Piqué tiene que hacer frente a las duras críticas que le llueven por jugar con la selección española de fútbol poco después de defender a capa y espada el independentismo catalán.

Unas críticas que en mayor o menor medida también han salpicado a la colombiana por parte de aquellos que le piden que se posicione en el conflicto catalán. Por otro lado, Shakira se enfrenta a un grave problema de salud que le ha obligado a posponer su gira El Dorado World Tour hasta el 2018 y que podría tener consecuencias muy graves para el bolsillo de la cantante.

Aún es pronto para saber si este es el final de Shakira y Piqué después de siete años de relación, pero lo que está claro es que no están viviendo su mejor momento.