Ona Carbonell esperaba impaciente en la sala de audiencias del palacio de la Zarzuela la llegada de los Reyes de España. Y es que la campeona de natación sincronizada ha sido felicitada por los monarcas tras lograr ser la deportista con más medallas mundiales, concretamente 23.

Pero lo mejor de este encuentro fue la naturalidad de Ona, que se mostró muy efusiva a la hora de saludar a Felipe y Letizia, saltándose el protocolo.

El Rey era el primero en entrar en la sala y se dirigió a ella tendiéndole la mano, pero Carbonell se lanzó a darle dos besos, y lo mismo hizo con Doña Letizia. ¿Quieres ver cómo reaccionaron? ¡Dale al play arriba!

Lo que también han destacado la mayoría de los medios es la gran sintonía que hubo entre Ona y la Reina, que se mostraron muy comunicativas entre ellas, incluso durante el posado oficial. ¡No te pierdas las imágenes!

Seguro que te interesa...

La reina Letizia recupera su vestido más aclamado