Ezequiel Garay, el marido de Tamara Gorro, no pasa por un buen momento. Después de haber superado el coronavirus y de poder reencontrarse por fin con sus hijos, ahora el futbolista ha manifestado en sus redes sociales que está muy dolido con otro asunto.

Concretamente por cómo algunos miembros de la cúpula del Valencia, equipo en cuyas filas milita, están intentando desprestigiarlo como profesional y como personal: "Quiero y he querido quedarme en este club. Porque el Valencia ha hecho posible aquello que me ha permitido alcanzar retos. Conocer a gente maravillosa y vivir los peores y mejores momentos con la afición. Esa que nunca nos dejó solos y agradezco de manera eterna. El Valencia siempre formará parte de mí. He sido feliz y me encantaría seguir siéndolo pero a la vista está que no depende de mí".

Esta situación ha llevado hasta el punto de que sus hijos, a pesar de lo pequeños que son, noten su malestar: "Cuando ves que estas cosas les hacen daño a personas que amas, mi familia, eso duele y más cuando tengo a dos pequeños que uno se entera aún pero otra que a su corta edad sí se entera. Cuando viene y me dice papa por qué estás triste... porque estás así. No sé que contestarle. Estoy muy dolido por cómo se está actuando hacia mí. Quiero terminar diciendo que las mentiras son fáciles de creer. Pero las verdades desgraciadamente hay que demostrarlas y justificarlas. Con esto termino".

Seguro que te interesa...

Tamara Gorro y Ezequiel Garay incumplen las medidas durante su primer paseo con sus hijos