VIVEN EN MÉRIDA

VIVEN EN MÉRIDA

Una madre y una hija sobreviven con 180 euros al mes

Melanie y su madre Dora viven en Mérida, y su situación es límite. Les han cortado el agua, tras engancharse ilegalmente al suministro por no poder pagar. La madre está enferma y la hija de solo 18 años hace todo lo que puede para salir adelante.

Todo cambió cuando falleció el padre de Melanie. No estaba casado con su madre, por lo que no tenían derecho a la pensión por viudedad. Ahora sobreviven con solo 180 euros al mes fruto de la pensión por orfandad de Melanie. Les han cortado el agua después de que se engancharan de manera ilegal. Ahora les han retirado el contador y solo lo recuperarán si pagan la multa de 1000 euros que tienen con la compañía suministradora.

Dora, la madre, vive sumida en una profunda depresión desde que falleciera su marido. "No tengo ilusión por nada", dice.melanie tiene apenas 18 años y aunque quisiera seguir estudiando, lo que quiere es encontrar un trabajo que le permita afrontar el futuro con esperanza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.