PIONERA EN EL MUNDO

PIONERA EN EL MUNDO

Implantan con éxito una válvula pulmonar por cateterismo en el corazón de un niño de 7 años y de solo 16 kilos de peso

El equipo médico optó por someterle a una intervención innovadora y pionera, la sustitución de la válvula pulmonar del niño sin recorrer de nuevo a una intervención a corazón abierto. El niño sufría una cardiopatía congénita llamada Tetralogía de Fallot

Hospital de Vall d'Hebron
Hospital de Vall d'Hebron | EFE

Cardiólogos pediátricos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona han implantado con éxito una nueva válvula pulmonar por cateterismo en el corazón de un niño 7 años y de solo 16 kilos de peso, el paciente más pequeño intervenido en el mundo con esta nueva técnica.

Según ha informado este martes el hospital barcelonés, la operación se llevó a cabo el pasado mes de agosto a un niño de 7 años y de solo 16 kilos de peso para cambiarle la válvula pulmonar de su corazón por medio de un cateterismo cardíaco.

El equipo de médicos del Servicio de Cirugía Cardíaca y Cardiología Pediátrica de Vall d'Hebron, después de valorar la anatomía del corazón del niño, pudo sustituirle su válvula pulmonar, utilizando una nueva válvula artificial diseñada para adultos, pero que encajaba con la lesión del pequeño.

El niño sufría una cardiopatía congénita llamada Tetralogía de Fallot, que consiste en un escaso desarrollo de la válvula y la arteria que llevan la sangre de su corazón hacia los pulmones, juntamente con una comunicación entre los dos ventrículos que provocaba que le faltase oxígeno.

Los cirujanos cardíacos pediátricos, liderados por Raúl Abella, le operaron en dos ocasiones a corazón abierto, a los 9 y a los 21 meses de vida, reparándole así los defectos del corazón con éxito. A pesar de ello, la válvula pulmonar del pequeño siguió deteriorándose a medida que el niño crecía, hecho que le provocaba una insuficiencia cardíaca severa. Ante esta situación, el equipo médico optó por someterle a una intervención innovadora y pionera, la sustitución de la válvula pulmonar del niño sin recorrer de nuevo a una intervención a corazón abierto.

La intervención fue realizada por el doctor Pedro Betrián, responsable de la Unidad de Hemodinámica Pediátrica del Servicio de Cardiología Pediátrica, juntamente con Gerard Martí, responsable de la Unidad de Hemodinámica de los pacientes adultos con cardiopatías congénitas del Servicio de Cardiología.

El paciente fue dado de alta a las pocas horas y 6 meses después, el pequeño se ha recuperado muy bien y vuelve a hacer vida normal. El hecho innovador de este nuevo procedimiento, según ha explicado Betrián, consiste en la utilización de esta válvula, que ya se emplea desde el 2008 en Vall d'Hebron en pacientes adultos para el tratamiento de lesiones aórticas, pero que no se había usado nunca en un niño tan pequeño con Tetralogía de Fallot.

Betrián ha destacado que "los adelantos tecnológicos permiten a los hemodinamistas pediátricos resolver por cateterismo muchos problemas que antes hacían necesaria una cirugía a corazón abierto, y que ahora se pueden hacer de manera menos invasiva y con una recuperación de pocas horas".

Según ha señalado el jefe de Cardiología Pediátrica, Ferran Rosés, "esta nueva intervención, pionera en el mundo, amplía el abanico de opciones de tratamiento para los niños que sufren enfermedades cardíacas y consolida al Hospital Vall d'Hebron como centro líder en el diagnóstico y el tratamiento de los niños con cardiopatías congénitas".

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.