INSTITUTO DE BIOMECÁNICA DE VALENCIA

INSTITUTO DE BIOMECÁNICA DE VALENCIA

Desarrollan un sistema que permite hacer ejercicio físico sin agotarse

Un nuevo sistema con bajo impacto articular permite realizar deporte sin agotarse y hacer un mayor gasto calórico que los mismos ejercicios sobre suelo, según una investigación del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) con la medición de la frecuencia cardíaca y volumen de oxígeno consumido.

Sistema ABE
Sistema ABE | Archivo

Este sistema se ha presentado este martes en Sports Unlimited Valencia, evento profesional orientado al deporte que se celebra en la Feria de esta ciudad.

Así, el fisioterapeuta y técnico de Valoración Biomecánica en el IBV, Salvador Pitarch, ha explicado que este método permite una alternativa para las personas sedentarias, mayores, con sobrepeso o con problemas en las articulaciones. El director médico del Sistema ABE, el doctor Alberto Sacristán, ha explicado que estos colectivos son los que "no acuden a los gimnasios de manera habitual debido a la dureza de los ejercicios sobre suelo, falta de resistencia o de movilidad", explica.

Sin embargo, "aunque el consumo calórico es superior a una clase de aerobic, la sensación de cansancio es menor, y permite realizar la actividad física durante más tiempo", añade. Así, una persona de unos 70 kilogramos gastaría entre un 15 y un 20 por ciento más de calorías por minuto en la plataforma que sobre el suelo, explica Sacristán.
En ese sentido, ha indicadp que sobre las plataformas "se realizan múltiples ejercicios aeróbicos y movimientos de todas las partes del cuerpo y grupos musculares, con un mínimo impacto articular y menor esfuerzo, a ritmo de música y con elementos como pesas, palos, cintas elásticas o maracas".

Lo último que han incorporado son unos pulsómetros que permiten medir la frecuencia cardíaca de la persona que está practicando ejercicio. Con esto se ha comprobado que "son capaces de mantenerla alta, de forma similar a la de un deportista de élite, durante casi toda la hora que dura la clase", asegura el doctor Sacristán.

El origen del sistema ABE se remonta a una innovación desarrollada en Argentina donde, primero en plataformas sobre cámaras de ruedas de camión, y después sobre cámaras de disipación de aire, se lleva practicando durante 10 años, cuyos resultados en la salud cardiovascular fueron demostrados por la Universidad Caece (Centro de Altos Estudios en Ciencias Exactas) y otros trabajos médicos.

En España se ha adaptado el pasado año incorporando una rutina de ejercicios aeróbicos acompasados de música, tras un análisis previo con médicos del deporte y profesores de Educación Física. Además, a diferencia de la mayoría de los métodos de ejercicio, incluye la evaluación médica previa. Antes de iniciarse en el sistema ABE es necesaria una valoración de la salud y la condición física, que se puede complementar con un asesoramiento.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.