TRAS UNA CONVERSACIÓN CON BORIS JOHNSON

TRAS UNA CONVERSACIÓN CON BORIS JOHNSON

Estados Unidos da credibilidad a la versión de Reino Unido y culpa a Rusia del ataque al exespía

Rex Tillerson aseguró que Rusia sigue siendo "una fuerza irresponsable de inestabilidad en el mundo" y considera "altamente probable" que Rusia esté detrás del envenenamiento de Skripal.

Rex Tillerson
Rex Tillerson | EFE

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo tener "plena confianza" en la conclusión a la que ha llegado el Reino Unido de que existe una "alta probabilidad" de que Rusia esté detrás del ataque al espía doble Serguéi Skripal. "Tenemos plena confianza en la investigación del Reino Unido y en su conclusión de que Rusia es probablemente responsable del ataque con un agente nervioso que tuvo lugar la semana pasada en Salisbury" (sur de Inglaterra), dijo en un comunicado Tillerson.

"De Ucrania a Siria -y ahora en el Reino Unido-, Rusia sigue siendo una fuerza irresponsable de inestabilidad en el mundo, actuando con un desprecio general a la soberanía de otros estados y la vida de sus ciudadanos", añadió.

Tillerson conversó por teléfono con su homólogo británico, Boris Johnson, con el que concluyó que "los responsables del crimen -los que lo cometieron y los que lo ordenaron- deben enfrentar serias consecuencias". "No hay nunca justificación alguna para este tipo de ataque, el intento de asesinato de un ciudadano en territorio de una nación soberana. Y nos indigna que Rusia parece haberse involucrado de nuevo en ese tipo de comportamiento", concluyó Tillerson.

El pronunciamiento del secretario de Estado estadounidense llega después de que la Casa Blanca condenase el ataque pero evitase responsabilizar a Rusia como sí lo ha hecho Tillerson.

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que su Gobierno considera "altamente probable" que Rusia esté detrás del envenenamiento de Skripal, y advirtió de que lo interpretará como un ataque directo contra el Reino Unido si confirma sus sospechas. En el Parlamento, May advirtió de que Moscú debe ofrecer una explicación alternativa "creíble" o dará por hecho que el suceso responde a un "uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido".

Las agencias de seguridad británicas creen que Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, ambos en estado crítico, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar antes de caer inconscientes el pasado 4 de marzo. Expertos del Ejército británico determinaron que la sustancia, de la que se han encontrado trazas en un restaurante y un pub de Salisbury, es del tipo 'Novichok', fabricada por Rusia en el pasado y que podría tener capacidad de seguir produciendo.

Con base en ello, así como en los antecedentes de "asesinatos patrocinados" por Moscú y "la visión de Rusia sobre algunos desertores como blancos legítimos de asesinatos", Londres ha concluido que "es altamente probable" que el Kremlin esté detrás del ataque, aseguró May.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | Actualizado el 13/03/2018 a las 08:56 horas

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.