HA ASUMIDO LA RESPONSABILIDAD

HA ASUMIDO LA RESPONSABILIDAD

El CEO de United Airlines pide finalmente perdón por expulsar a la fuerza a un pasajero del avión

El director ejecutivo se ha disculpado con el cliente obligado a abandonar el avión. "Nadie debe ser maltratado de esta manera", ha asegurado Oscar Muñoz.

Pasajero arrastrado fuera de un avión por overbooking
Pasajero arrastrado fuera de un avión por overbooking | @JayseDavid

El CEO de United Airlines, Oscar Muñoz, ha pedido finalmente disculpas por el trato al pasajero que obligado a expulsar a la fuerza de uno de sus vuelos antes del despegue. "Asumo la plena responsabilidad y trabajaremos para hacerlo correcto", asegura Munoz en un comunicado, invirtiendo la decisión anterior de no pedir disculpas directamente por el incidente.

"Me disculpo profundamente con el cliente obligado (a abandonar el avión) y con todos los clientes a bordo. Nadie debe ser maltratado de esta manera. (...) Vamos a arreglar lo que no funciona para que esto nunca suceda de nuevo", aseguró Muñoz en un comunicado, en el que se mostró "molesto" por lo ocurrido.

El director ejecutivo aseguró anteriormente a los empleados de su empresa que el pasajero expulsado era "perturbador y beligerante". En un correo electrónico enviado anoche por Muñoz a sus trabajadores, que publican los medios, el responsable de la empresa defendió que los empleados "seguían los procedimientos establecidos" cuando echaron al pasajero porque tenían un exceso de reservas, y llamó al pasajero "perturbador y beligerante".

Esta respuesta interna llegó después del comunicado público emitido el lunes por Muñoz, en el que tildó de "un acontecimiento perturbador para todos en United" la expulsión y las imágenes del incidente, que circulan profusamente desde entonces en internet.

El pasajero, tras rechazar ser uno de los voluntarios que la aerolínea pedía porque el vuelo se había sobrevendido, fue arrancado a la fuerza de su asiento por un policía y sacado a rastras por el pasillo del avión del vuelo 3411 que iba a partir del aeropuerto O'Hare de Chicago (Illinois) con destino a Louisville (Kentucky).

"Pido disculpas por haber tenido que reacomodar a estos pasajeros. Nuestro equipo está trabajando de forma urgente con las autoridades para llevar a cabo nuestra propia revisión detallada de lo que sucedió", dijo Muñoz en ese comunicado. United se enfrenta a una crisis de comunicación en la que uno de los temas más populares en la red social Twitter son los "lemas de United" (#NewUnitedAirlinesMottos), que se mofan del trato de la aerolínea a sus pasajeros, mientras que sus acciones en bolsa cayeron un 4%.

Este revuelo se originó el pasado domingo con varios vídeos sacados por otros pasajeros, que se convirtieron en virales en internet, en los que se aprecia a un hombre de mediana edad y rasgos asiáticos gritando mientras un policía, acompañado por otros dos agentes, lo levanta de su asiento y lo arrastra por el pasillo.

El Departamento de Transporte investiga el caso para establecer si se cumplieron las regulaciones de sobreventas de billetes y se respetaron los derechos del afectado. Los testigos que se encontraban en el avión afirmaron que la compañía pidió cuatro voluntarios para abandonar el vuelo, después de haberlo abordado con dos horas de retraso, y tomar uno al día siguiente a cambio de 400 dólares y una estancia de una noche en un hotel.

Ningún pasajero aceptó la oferta, y la aumentó a 800 dólares y amenazó con no despegar hasta que cuatro personas se levantaran de su asiento y abandonaran la aeronave, aunque la empresa aseguró en el correo a sus empleados que la compensación era de 1.000 dólares. Ante esa situación, la empresa seleccionó al azar, mediante una computadora, a los pasajeros que debían salir.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.