FIGURA CLAVE EN LA OPOSICIÓN AL FRANQUISMO

FIGURA CLAVE EN LA OPOSICIÓN AL FRANQUISMO

Santiago Carrillo, de la lucha a la reconciliación pasando por la transición democrática

Santiago Carrillo Solares fue Secretario General del Partido Comunista de España desde 1960 hasta 1982, cargo que ocupó, posteriormente, Gerardo Iglesias. Carrillo será recordado por su oposición al franquismo, el importante papel que jugó en la Transición Española y haber sido el adalid del Eurocomunismovocablo que acuñó él mismo. Ha muerto en Madrid, a los 97 años de edad.

Santiago Carrillo
Santiago Carrillo | EFE

Santiago Carrillo Solares nació en Gijón, Asturias, el 18 de enero de 1915. Hijo de un destacado militante socialista, siguió inicialmente los pasos de su padre ingresando en las Juventudes Socialistas, de las que llegaría a ser secretario general en 1934. En ese mismo año, participó en la fracasada Revolución de Octubre en Asturias, por lo que pasó dos años en la cárcel.

En 1936 formó las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) y, poco después, ingresaba en el Partido Comunista de España (PCE), arrebatando así al PSOE su militancia juvenil.

En 1937 entró en el Comité Central del PCE, como miembro suplente. Durante la Guerra Civil española (1936-39) fue miembro de la Junta de Defensa de Madrid. Al acabar la guerra marchó al exilio, desde donde siguió participando en la dirección del partido, sobre todo desde que, en 1960, sucedió a Dolores Ibárruri en la Secretaría General.

Fusilamientos de Paracuellos
Bajo la dirección de Carrillo, el PCE se convirtió en la organización más beligerante de la oposición al franquismo. Carrillo adquiere protagonismo en el PCE, con el titular ‘La Matanza de Paracuellos’. En total, entre 2.396 y 5.000 presos, civiles y militares fueron fusilados y sus cuerpos enterrados en fosas comunes. El franquismo puso en marcha su maquinaria propagandista para responsabilizarle de las muertes.

Ascenso a la Secretaría General
Con la ascensión de Carrillo a la Secretaría General, las prácticas estalinistas no desaparecen, sólo se suavizan. Decidió liquidar la resistencia guerrillera contra el franquismo y en 1964 expulsar del partido a Jorge Semprún y  Fernando Claudín, acusándolos de fraccionarios.

A partir de 1968, tras sus críticas a la invasión soviética de Checoslovaquia, se apartó de las directrices de Moscú y comenzó su acercamiento junto al líder comunista italiano Enrico Berlinguer a la línea independiente con respecto a Moscú conocida como eurocomunismo.

"Ser patriota hoy expresa la intransigencia, la intolerancia y la cerrazón mental"

Transición democrática
En 1976, tras la muerte de Franco, regresa en secreto a España y es detenido y liberado pocos días después. Será definitivamente con el atentado de la Matanza de enero de 1977, donde mueren tiroteados por un grupo de extrema derecha cuatro abogados afiliados al PCE, cuando muchos estiman que Carrillo consigue el apoyo definitivo de parte de la sociedad española y de Suárez.

El 2 de marzo en una reunión celebrada en Madrid, Carrillo presenta de forma oficial el movimiento eurocomunista. El 9 de abril, el PCE es legalizado por el gobierno de Suárez, siendo uno de los pasos más importantes en la transición a la democracia.

El 15 de junio tienen lugar las primeras elecciones democráticas en las que Carrillo es elegido diputado al Congreso por Madrid, formando después parte en el proceso de elaboración de la nueva Constitución.

Su retiro de la vida política
Su elección se vería renovada en las sucesivas convocatorias electorales de 1979 y 1982.  El 6 de noviembre de ese mismo año, dejó la Secretaría General, puesto que ocupó Gerardo Iglesias. Y ya el 15 de abril de 1985, Carrillo y sus seguidores son expulsados, definitivamente, del partido.

En 1983 creó el Partido de los Trabajadores de España-Unidad Comunista, que acabó integrándose en el PSOE. Pero, Carrillo no aceptó formar parte de esta agrupación política debido a sus ideas comunistas.

El 20 de octubre de 2005 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Madrid. Vivía retirado de la vida política activa, aunque, daba conferencias y colaboraba en algunos medios de comunicación.  Ha muerto en Madrid, a los 97 años de edad.

Rebelde con lo establecido
Carrillo defendió siempre que las circunstancias forjaban el futuro de los hombres, y que su padre había nacido "en plena batalla", lo que influyó en su carácter rebelde contra el sistema establecido y a favor del reparto de derechos, deberes y haberes.

Frase célebre del que fuera líder comunista es que "el capitalismo puede llegar a destruir a la especie humana" y que "en políticas el arrepentimiento no existe. Uno se equivoca o acierta, pero no cabe el arrepentimiento".

"Yo no soy patriota"
Santiago Carrillo declaró en su día que "este vocablo -patriota- que hace más de un siglo significaba la revolución y libertad ha venido a corromperse y hoy manoseado por la peor gente incluye la acepción, más relajada de los intereses políticos y expresa la intransigencia, la intolerancia y la cerrazón mental".


Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.