AUMENTAN LAS POSIBILIDADES DE ENCONTRAR VIDA EN EL UNIVERSO

AUMENTAN LAS POSIBILIDADES DE ENCONTRAR VIDA EN EL UNIVERSO

Según los científicos la comunicación con extraterrestres podría demorarse 1.500 años más

El científico Evan Solomonides, ha explicado ante la Sociedad Astronómica Americana que "el espacio es muy grande. Se necesita mucho tiempo para llegar a cualquier receptor". Por ello, la comunicación con extraterrestres tardaría mínimo 1.500 años.

Científicos de la NASA están usando superordenadores para facilitar la caza de lunas  fuera del sistema solar que podrían albergar vida extraterrestre
Científicos de la NASA están usando superordenadores para facilitar la caza de lunas fuera del sistema solar que podrían albergar vida extraterrestre | NASA

"La comunicación con cualquiera (en el cosmos) es un increíblemente lenta, esforzada y de larga duración", ha afirmado el científico Evan Solomonides en la pasada reunión veraniega de la Sociedad Astronómica Americana en San Diego, California.

Así, ha indicado que los humanos no deberían empezar a preocuparse de si están solos o no en el Universo durante otros 1.500 años. Es el tiempo mínimo que tardaría una respuesta a las primeras señales al espacio.

Solomonides es un estudiante en la Universidad de Cornell en Nueva York, donde trabajó con el radioastrónomo de Cornell Yervant Terzian para explorar el misterio de la paradoja de Fermi: Si la vida es abundante en el universo, argumenta, debería haber contactado con la Tierra; sin embargo, no hay ninguna señal definitiva de dicha interacción.

Así, Solomonides opina que el enorme tamaño de la galaxia significa que el silencio no es ninguna sorpresa. "El espacio es muy grande. Se necesita mucho tiempo para llegar a cualquier receptor, incluso a la velocidad de la luz", ha señalado.

Cuando Enrico Fermi formuló su paradoja del mismo nombre en la década de 1950, los planetas alrededor de otras estrellas eran solamente hipotéticos. Hoy en día, los científicos sospechan que casi cada sol tiene al menos uno si no más mundos, aumentando drásticamente las posibilidades de que la vida haya evolucionado a través del universo.

Sin embargo, para algunas personas, la falta de un saludo confirmado de otra civilización sugiere que la vida puede no ser tan común después de todo, informa Space.com. Solomonides aplica el principio de mediocridad -la idea de que los atributos de la Tierra son probablemente comunes en el resto del universo, en lugar de inusuales- a la paradoja de Fermi.

Los científicos creen que la Tierra es un planeta alrededor de una estrella promedio, orbitando en un lugar medio dentro de una galaxia promedio. "No hay nada ni remotamente especial acerca de dónde estamos en el universo, o incluso en la galaxia", ha indicado Solomonides.

Nuestra señal más alejada solo ha llegado a 80 años luz

La retransmisión de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 fue la primera señal de radio suficientemente fuerte como para dejar la Tierra. Viajando a la velocidad de la luz, estas señales representan el frente de ataque de una burbuja de transmisiones que se extiende hacia a través del espacio desde la Tierra. Pero esa señal ha logrado viajar a sólo 80 años luz del planeta.

Solomonides afirma que la vida avanzada en otras partes del universo es poco probable que haya surgido mucho antes que la vida en la Tierra. Esto se debe a que organismos como los de los seres humanos requieren una mezcla de elementos pesados producidos durante los tiempos de vida de las estrellas, y se tarda varias generaciones de formación de estrellas para producir las cantidades necesarias.

Como resultado, las civilizaciones capaces de comunicarse en toda la galaxia no habrían comenzado mucho antes de lo que sucedió en la Tierra.

Partiendo del supuesto de que la vida en la Tierra y la tecnología deberían haber evolucionado a un ritmo relativamente normal, que no es significativamente más rápido o más lento que el de otras civilizaciones, Solomonides ha calculado la burbuja de las comunicaciones potenciales que se producirían en toda la galaxia.

Él encontró que, a partir de hoy, sólo una décima parte del 1% de la Vía Láctea podría ser cubierto por las señales. Con esos números, lo más probable es que la Tierra no va a saber de otras formas de vida en otros 1.500 años. "Podría haber vida en todas partes de la galaxia, y todavía no lo sabríamos -ha señalado Solomonides- Si nos hubiéramos puesto en contacto con otra civilización, en realidad sería especial".

Según Solomonides, los humanos deben mantener la radiodifusión y la escucha con el fin de evitar perder la oportunidad histórica de contacto, dijo. La gente simplemente no debe esperar resultados en cualquier momento en el futuro cercano.

Incluso si, en los próximos 2.000 años, los seres humanos todavía no han escuchado de otras formas de vida, no va a significar que la vida no exista en toda la galaxia, ha explicado Solomonides. La comunicación requiere la evolución de la vida avanzada; la vida molecular no va a enviar señales, y por lo tanto no se considera en la búsqueda de inteligencia extraterrestre.

Otra posibilidad es que las civilizaciones avanzadas no están dispuestas a responder, porque ellos prefieren evitar el contacto. Después de todo, ha señalado Solomnides, y que la primera emisión de la Tierra fueron imágenes de Adolf Hitler presidiendo los Juegos de Berlín.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.