UNA REACCIÓN QUE SE CREÍA SOLO HUMANA

UNA REACCIÓN QUE SE CREÍA SOLO HUMANA

Las ratas también tienen cosquillas cuando están de buen humor, según un estudio

Pese a que se consideraba que las cosquillas eran una reacción puramente humana, un estudio publicado por la revista Science determina que las ratas emiten una risa ultrasónica no audible por el oído humano cuando reciben cosquillas, además de dar "saltos de alegría" al ser acariciadas.

Ratas de laboratorio
Ratas de laboratorio | GettyImages

La risa y las cosquillas han sido consideradas tradicionalmente como reacciones puramente humanas pero un estudio de investigadores de varios centros alemanes ha desvelado que las ratas también tienen cosquillas cuando están de buen humor.

Las cosquillas son reacciones nerviosas a nivel muscular y cutáneo, que liberan grandes cantidades de endorfinas como consecuencia de la activación de varios grupos de neuronas en el cerebro.

Los resultados del estudio, que publica la revista Science y que han desarrollado los investigadores Shimpei Ishiyama y Michael Brecht, ha encontrado cuáles son estas neuronas, revelando un comportamiento muy humano en estos animales, que solo disfrutan de este tipo de estimulación cuando están contentos, al igual que ocurre con nuestra especie.

De la investigación se desprende que la corteza somatosensorial -la región del cerebro donde se encontraron estas neuronas- podría cumplir un determinado rol en el humor, cuando tradicionalmente esta región solo se había asociado con el tacto. Investigaciones anteriores ya habían revelado que las ratas emiten una risa ultrasónica que no es audible por el oído humano cuando reciben cosquillas. A partir de ahí, los investigadores decidieron supervisar la actividad neuronal de las ratas para obtener mayor información sobre el funcionamiento de esta gratificación.

Al igual que se había producido en estudios anteriores, las ratas se mostraron dispuestas a recibir las cosquillas y sufrieron "saltos de alegría", así como risas ultrasónicas, al ser acariciadas, un hecho que se manifestó en las capas más profundas de la corteza somatosensorial.

Según destaca Science, este estudio probaría la afirmación de Darwin de que "la mente debe estar en una condición placentera para experimentar la risa provocada por las cosquillas".

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.