POR HACER SU CAMPO MÁS COMPATIBLE CON EL MEDIO AMIBIENTE

POR HACER SU CAMPO MÁS COMPATIBLE CON EL MEDIO AMIBIENTE

Los químicos Corma, Davis y Stucky, galardonados con el Príncipe de Investigación 2014

El químico valenciano Avelino Corma ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica junto con los estadounidenses Mark E. Davis y Galen D. Stucky. Su contribución se ha centrado en el campo de los materiales microporosos y mesoporosos.

Avelino Corma, premio Príncipe de Investigación
Avelino Corma, premio Príncipe de Investigación | Esmateria

El químico valenciano Avelino Corma y los estadounidenses Mark E. Davis y Galen D. Stucky han sido galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014 por su contribución al campo de los materiales microporosos y mesoporosos. Estos tres químicos han investigado materiales y procesos que sirven para la reducción de emisiones contaminantes de vehículos y fábricas, la mejora de los alimentos, la depuración de aguas, el desarrollo de nuevos medicamentos y de materiales sanitarios, entre otras aplicaciones.

Corma ha asegurado que el objetivo de su trabajo es desarrollar "una química más sostenible y más compatible con el medio ambiente". El investigador español ha hecho estas declaraciones después de conocer el fallo del jurado. El químico valenciano es un experto reconocido internacionalmente en catalizadores sólidos ácidos y bifuncionales aplicados al refino del petróleo, petroquímica y procesos químicos, especialmente en la síntesis y aplicación de Zeolitas. Este renombrado científico ha dedicado gran parte de su actividad investigadora al diseño molecular de catalizadores y a los procesos catalíticos sostenibles en los campos del refino de hidrocarburos y derivados de la biomasa.

En opinión de Corma, este premio es "un reconocimiento a la química española, que goza ya de gran reconocimiento internacional, además de un acicate para seguir trabajando más, si cabe, en esta apasionante profesión", ha dicho. Emocionado, el científico, que no "esperaba ganar este premio", ha dicho que "sabía que no era nada fácil" y ha dado las gracias "a los que creyeron que era posible y me presentaron, y al jurado, por elegirnos".

Corma también le ha dedicado el premio a "la familia, Brisa y Anais, por el tiempo robado y mis ausencias. También a mis colaboradores, porque sin ellos, sin su esfuerzo y su apoyo, hubiera sido imposible, este premio es también suyo".

Esta candidatura había sido propuesta por el Consejo de Gobierno de la Universidad Politécnica de Valencia y apoyada, entre otros, por Santiago Grisolía, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 1990. Los tres químicos galardonados ocupan una posición de vanguardia a nivel internacional en el ámbito de la creación de nuevos materiales, concretamente de los microporosos y los mesoporosos.

Los primeros se caracterizan por poseer una estructura con poro de diámetro inferior a los dos nanómetros, entre los que se encuentran las zeolitas, aluminosilicatos naturales o artificiales, de extraordinarias propiedades absorbentes y como catalizadores industriales. Los segundos tienen poros de hasta 50 nanómetros de diámetro y abarcan sustancias como diversos tipos de sílice, alúmina u óxidos de diferentes elementos mecánicos.

Corma Canós (Moncófar, Castellón, 1951) se licenció en Química en la Universidad de Valencia y se incorporó al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) como investigador en 1979 y como profesor de investigación en 1987. Entre 1990 y 2010 dirigió el Instituto de Tecnología Química, perteneciente a la Politécnica de Valencia y al CSIC, considerado uno de los centros de referencia en el campo de los procesos catalíticos. Reconocido como una autoridad internacional en el campo de la catálisis heterogénea, Corma trabaja en la creación de nueva materia compuesta de nanoporos que se forman por autoensamblaje de moléculas orgánicas e inorgánicas.

Mark E. Davis (Ellwood City, Pensilvania, EE.UU., 1955) estudió Ingeniería Química en la Universidad de Kentucky, en la que se doctoró en 1981, y hasta 1990 fue docente en la Virginia Polytechnic and State University. Durante las décadas de los 80 y los 90, inició numerosos programas de síntesis de materiales y creó nuevas clases de catalizadores y tamices moleculares. A raíz de que su mujer sufriese un cáncer de mama, dirigió sus esfuerzos hacia la búsqueda de nuevas vías de administrar las terapias contra el cáncer de manera más específica.

Galen D. Stucky (McPherson, Kansas, 1936) se licenció en Química y Física en el McPherson College en 1957 y se doctoró en Química Física en 1962 en la Iowa State University y en 1985 ingresó como docente en la Universidad de California, en Santa Bárbara, donde actualmente es profesor. El trabajo de Stucky figura en la vanguardia de la demostración de cómo los materiales porosos pueden ser selectivamente convertidos en las morfologías deseadas para aplicaciones ópticas, de catálisis y de separación. También ha desarrollado estudios in vivo de biomineralización que, actualmente, está aplicando a la síntesis de materiales in vitro.

La candidatura de los tres químicos se impuso en las últimas votaciones a la integrada por los españoles Carlos López Otín y Elías Campo, junto al británico Michael Stratton por sus trabajos para la secuenciación del genoma de la leucemia linfática crónica.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.