ES LA ÚLTIMA FASE DE SU MISIÓN

ES LA ÚLTIMA FASE DE SU MISIÓN

La nave Cassini entra en los anillos de Saturno

Por primera vez en la historia, una nave de la NASA, se ha colocado entre Saturno y sus anillos. La sonda Cassini lleva veinte años en el despacio y esta será su última misión. Pronto se quedará sin combustible. La NASA ha decidido desintegrarla.

La Agencia Espacial Europea (ESA), promotora junto a la NASA estadounidense de esta misión que comenzó con el despegue en 1997, explicó en un comunicado que una vez que cruce por primera vez el plano de sus anillos, Cassini va a introducirse entre éstos y Saturno.

Esta maniobra se produce después de que el pasado día 22 realizara con éxito su sobrevuelo número 127 (el último) de la mayor luna de Saturno, Titán.

La ESA subrayó que con las "repetidas inmersiones en esta región inexplorada" se va a concluir una misión durante la que se han "recopilado datos sin precedentes para responder a cuestiones fundamentales sobre el origen de Saturno y su sistema de anillos".

Tras su despegue de la Tierra en 1997, Cassini estuvo viajando por el Sistema Solar durante siete años hasta llegar a ese planeta en julio de 2004, y meses después se desprendió de la sonda europea Huygens, que aterrizó en Titán el 14 de enero del año siguiente.

La combinación de los datos recopilados por Huygens sobre el terreno y por la nave en sus vuelos han permitido poner en evidencia los procesos atmosféricos de esta luna, así como su evolución estacional, pero también la morfología de su superficie y su estructura interna, que podría incluir un océano de agua líquida.

En sus 13 años de misión por Saturno, Cassini ha cubierto cerca de la mitad de la órbita del planeta, que tarda 29 años en dar una vuelta en torno al Sol, y en ese recorrido ha sido testigo de dos estaciones en Titán, lo que -según la ESA- puede ofrecer información sobre el pasado y el futuro de la Tierra.

Como le queda poco combustible, su fin se ha programado con un cambio de trayectoria que le conducirá el 15 de septiembre a desintegrarse de tal forma que se cumplan unos requisitos de "protección planetaria" y evitar una potencial contaminación de las lunas de Saturno, "que podrían albergar condiciones aptas para la vida".

En esta última fase abierta hoy, Cassini proporcionará datos científicos que no se habían podido recopilar, ya que hasta ahora no se había aventurado en la zona que hay entre el planeta y sus satélites.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.