CONOCIDA COMO 'LA FLOR CADÁVER'

CONOCIDA COMO 'LA FLOR CADÁVER'

La flor más grande del mundo huele a carne podrida

Su presencia en jardines botánicos es poco habitual y raramente llega a florecer. Cuando lo hace, como ha ocurrido en el Jardín Botánico de Kiel, en Alemania, desprende un característico olor intenso a carne podrida, aunque solo dura el primero de los tres días de su floración.

La flor más grande del mundo
La flor más grande del mundo | Jardín Botánico de Kiel

Un ejemplar de Amorphophallus titanum, conocida también como "flor cadáver" por el fétido olor que desprende, comenzó su breve floración de apenas tres días en el Jardín Botánico de la ciudad alemana de Kiel (norte).

"Ha tardado 15 años en hacerlo. La señorita es del Trópico y extremadamente exigente", indicó el conservador del jardín botánico alemán, Martin Nickol.
El "falo amorfo titánico" es la flor más grande del mundo, aunque este ejemplar "sólo" pesa 21 kilogramos y tiene 1,12 metros de diámetro.

La flor más grande del mundo

Según Nickol, normalmente esta planta llega a alcanzar alrededor de 40 kilogramos antes de florecer, aunque algunos ejemplares no lo han hecho hasta llegar a los 100 kilogramos.

La floración del "falo amorfo titánico", una planta originaria de las selvas tropicales de Sumatra (Indonesia) descubierta en 1878, es difícil de pronosticar, por lo que resulta todo un espectáculo botánico, que además dura tan sólo tres días.

Forma un tubérculo subterráneo que puede llegar a pesar 100 kilos, puede florecer pasados unos años y llegar a alcanzar hasta los tres metros de altura.

Su presencia en jardines botánicos es poco habitual y raramente llega a florecer. Cuando lo hace, desprende un característico olor intenso a carne podrida, aunque sólo lo hace el primer día, porque a medida que se vuelve a cerrar la hoja que envuelve la inflorescencia -a partir del segundo día-, el hedor disminuye.

La función de su desagradable aroma no es otra que la de atraer insectos polinizadores, generalmente moscas, que acuden engañadas confundiendo el hedor de la planta con cadáveres de animales.

Si la inflorescencia no es polinizada, la planta por regla general sigue viviendo, mientras que si da frutos -que tardan unos ocho meses en madurar- acostumbra a morir, ya que en el proceso de formación de las semillas, la Amorphophallus titanum queda muy debilitada.

En mayo del año pasado, los berlineses pudieron ser testigo en el jardín botánico de la capital de la floración de un ejemplar de "flor cadáver" de 1,99 metros de altura y 1,26 metros de diámetro

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.