APENAS HAN PODIDO RODAR CON TRANQUILIDAD

APENAS HAN PODIDO RODAR CON TRANQUILIDAD

El calvario de McLaren en los test de Montmeló: seis de los ocho días sufriendo averías

McLaren-Honda no ha tenido la mejor de las pretemporadas en Barcelona. Sólo ha podido rodar con relativa tranquilidad en dos días, el tercero y el cuarto, pero en el resto las averías se han sucedido una tras otra.

Fernando Alonso, atendiendo a los medios de comunicación
Fernando Alonso, atendiendo a los medios de comunicación | Efe

La temporada 2017 se presentaba esperanzadora para McLaren-Honda. Parecía que este año se podía dar esa esperada comunión entre británicos y japoneses que iba a catapultar a Fernando Alonso a las primeras posiciones de la parrilla.

Sin embargo, los test de pretemporada han colocado a la escudería en un lugar muy oscuro. Sólo en dos de los ocho días que ha habido de test en Barcelona, McLaren ha podido rodar con relativa tranquilidad.

Fue en el tercer y en el cuarto día, uno con el motor muy limitado de revoluciones y otro con lluvia, donde Vandoorne sorprendió a todos con su ritmo. El resto de días, ha sido un auténtico despropósito.

Los problemas del motor Honda
Fugas de aceite, desvanecimientos de potencia en el motor, apenas dos vueltas seguidas... El motor Honda ha sido un quebradero de cabeza para todos, tanto es así que Alonso dijo 'basta' y rajó contra los responsables de la unidad de potencia japonesa.

"Todos estamos preparados para ganar salvo Honda", comentó en una incendiaria rueda de prensa. Los dos últimos días han sido especialmente duros para Vandoorne y el asturiano, que han visto cómo su monoplaza se quedaba tirado en diversos puntos de la pista.

El primero en sufrir esta suerte fue el belga, que primero se paró nada más salir de los boxes y, más tarde, en la curva 10, lugar en el que también se quedó parado Fernando Alonso.

¿Acabarán el GP de Australia?
El asturiano sufrió esa avería también en la curva 4, apenas una vuelta después de salir de los boxes. En total, cuatro banderas rojas en dos días, un desastre de proporciones bíblicas para una escudería histórica como es McLaren.

Es normal que el objetivo en el coche naranja sea acabar el GP de Australia sin incidencias, vistos los precedentes. Lo cierto es que es más que dudoso que se cumpla esta meta, y eso es lo más preocupante de la situación de McLaren-Honda a día de hoy.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.