Lo has visto imponente como Khal Drogo y espectacular como Aquaman, pero la carrera de Jason Momoa podría haber sido muy distinta si no hubiera rechazado a Marvel para participar en 'Guardianes de la Galaxia'.

El actor confesó que el papel le creaba inseguridades al caracterizarse (al menos en el primer film) por tener poco diálogo e ir siempre sin camiseta, por lo que Momoa acabó decidiendo seguir otra dirección.

Ahora, Charlie Wen, jefe de desarrollo visual en Marvel, podemos echar un vistazo a cómo hubiera sido el personaje si le hubiera dado vida el actor.

Visiblemente majestuoso y con un color distinto al que finalmente luce Dave Bautista, la imagen va acompañada de un texto en el que Wen asegura que la audición de Momoa fue genial, aunque todos coinciden en que finalmente Bautista fue la elección perfecta.