Las tormentas y las lluvias abandonan España, donde regresa el tiempo veraniego. Las pocas nubes que queden sobre los cielos de Cataluña no descargarán lluvias. En el noreste de la Península el tiempo será tranquilo.

Habrá cielos despejados con el permiso de las nieblas,abundantes en el interior de Lugo y del País Vasco, pero se irán levantando para dar paso al sol en el norte del país.

Habrá fuertes rachas de viento de levante en el sur de Andalucía, en el área del Estrecho, en Ceuta y Melilla. Sin embargo, el sol lucirá en las Islas Baleares y en Canarias acompañado de calimas, sobre todo en las islas mas orientales porque en el archipiélago las temperaturas subirán.

Los termómetros subirán en el resto de la Península con un ascenso generalizado pero más marcado en Castilla-la Mancha y en zonas de Galicia y de la Comunidad de Madrid. También tendrán valores cálidos en Castilla y León, Bilbao y zonas del Cantábrico. Ambiente caluroso en el valle del Guadalquivir y en Canarias donde está activo el aviso por las altas temperaturas.