Publicidad

Con Eva Arguiñano

El secreto de Eva Arguiñano para que el azúcar se integre en las milhojas de fresas

Eva Arguiñano llega a 'Cocina abierta de Karlos Arguiñano' para elaborar un postre delicioso y fácil de hacer. Además nos desvela un fabuloso truco. Descúbrelo en el vídeo.

En resumen
  • Descubre el truco en el vídeo
  • Ideal para cuatro personas

Ingredientes (4p.):

1 lámina de hojaldre rectangular

200 ml de nata

50 g de azúcar glas

1 cucharada de azúcar en grano

1 vaina de vainilla

hojas de menta

Para el cremoso de fresa:

200 g de fresas (12 fresas)

13 ml de zumo de limón

65 g de azúcar

6 g de almidón de maíz

2.5 g de pectina

65 g de mantequilla

Elaboración:

Estira el hojaldre sobre una superficie lisa y espolvoréalo con 1 cucharada de azúcar en grano. Estíralo con el rodillo.

Coloca el hojaldre sobre un trozo de papel de horno y córtalo primero por la mitad a lo ancho y luego en rectángulos (12). Separa las 12 porciones de manera que no se toquen entre sí. Pon el papel con las 12 porciones de masa de hojaldre sobre una bandeja de horno, cúbrelas con otro trozo de papel de horno y coloca encima otra bandeja de horno (para que el hojaldre no suba). Hornéalos a 200º durante 15-20 min. Reserva las galletas de hojaldre.

Lava las fresas y sécalas un poco. Retírales las puntas y resérvalas. Corta en trocitos el resto de las fresas y resérvalas.

Para el cremoso, coloca los trozos de fresas en una sartén. Mezcla en un bol la pectina con el almidón y el azúcar, y añádelo a las fresas. Incorpora el zumo de limón y cocínalas a fuego suave durante 8 minutos (aprox.). Retira la sartén del fuego y agrega la mantequilla poco a poco sin dejar de remover con una lengua (o cuchara de madera).

Coloca la nata en un bol. Abre la vainilla, retira las semillas y agrégalas al bol. Añade también el azúcar glas y móntala con la batidora de varillas eléctrica.

Coloca un poco de cremoso de fresa sobre una galleta de hojaldre, coloca encima otra galleta de hojaldre, una porción de nata y 3 puntas de fresa. Finaliza con otra galleta de hojaldre. Repite el proceso con el resto de las porciones de hojaldre. Decora los milhojas con un poco de nata y con unas hojas de menta.

Consejo:

Hoy hemos hecho unas deliciosas galletas con masa de hojaldre, pero si queréis que el hojaldre quede hueco, a la hora de hornearlo no le pongáis ningún peso encima.