Ingredientes (4p.):

1 calabacín

2 zanahorias

12 pimientos de Gernika

1 pimiento rojo

12 espárragos verdes

400 ml de agua fría

1 huevo

250 g de harina

aceite de oliva virgen extra

sal

Para la salsa:

150 ml de vinagre de manzana

150 ml de vino blanco dulce

150 ml de salsa de soja

1 cucharada de azúcar moreno

Elaboración:

Pon el vinagre, el vino, la salsa de soja y el azúcar moreno en un cazo al fuego. Deja que los ingredientes reduzcan durante unos 15 minutos a fuego medio.

Pela las zanahorias y el pimiento rojo. Córtalos en bastones grandes. Lava el calabacín y córtalo de la misma manera. Corta la parte inferior de los espárragos. Deja los pimientos enteros.

Bate el huevo, sazona, agrega el agua muy fría y sigue batiendo. Tamiza la harina y añádela. Mezcla bien hasta que los ingredientes queden perfectamente integrados.

Introduce las verduras en la masa y fríelas en una sartén con abundante aceite. Escurre las verduras sobre una fuente cubierta con papel absorbente de cocina.

Sirve las verduras, sazona y acompáñalas con la salsa.

Consejo:

La salsa agridulce en caliente tendrá una consistencia líquida, pero a medida que se va enfriando, irá quedando más untuosa (viscosa).