Ingredientes (4p.):

300 g de lentejas negras

1 puerro

2 cebolletas

2 zanahorias

1 tomate

130 g de maíz en conserva

2 huevos

50 g de harina de maíz precocida

1 cucharada de maíz frito

½ cucharadita de comino molido

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Pela y pica el puerro, 1 cebolleta y las zanahorias finamente y ponlos a rehogar en la olla rápida hasta que se doren un poco. Corta el tomate por la mitad, ralla y añádelo. Sazona y rehoga brevemente.

Agrega las lentejas, cúbrelas con abundante agua y cierra la olla. Cocínalas durante 15 minutos a partir de que comience a salir el vapor.

Para hacer los buñuelos: bate los huevos en un bol. Añade el maíz en conserva y mezcla. Pela y pica la otra cebolleta (con el tallo) e incorpórala. Añade el comino, el maíz frito majado, la harina de maíz y salpimienta. Mezcla bien.

Pon a calentar bastante aceite en una sartén. Con ayuda de un par de cucharaditas, coge pequeñas porciones de masa y agrégalas a la sartén, teniendo cuidado de que no se junten entre sí. Fríe, retira y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Sirve las lentejas y acompáñalas con los buñuelos. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si os gusta el sabor del comino, podéis agregar un poco más. Además de añadir sabor os ayudará a evitar los gases que dan las lentejas.